INAH denuncia a Gobierno de la CDMX por Metrobús Reforma

0
347
  • El Instituto reclama la colocación de publicidad en las estaciones sin tener su aval.
  • Presenta queja ante el juez que paró obras por amparo en 2017

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) denunció al Gobierno de la Ciudad de México por incumplir con la autorización concedida, en junio de 2017, para la construcción de la Línea 7 del Metrobús que circula por Paseo de la Reforma.

En el escrito con el que promovió el incumplimiento ante el Juez Octavo de Distrito en materia Administrativa en la Ciudad de México se establece que el Gobierno de la Ciudad instaló anuncios publicitarios en todas las estaciones de la nueva ruta sin tener su permiso.

El incidente fue promovido en el juicio de amparo iniciado por la Asociación Mexicana de Derecho Ambiental (AMDA) que el año pasado suspendió por algunas semanas la obra. La asociación argumentó que la obra causaría afectaciones al medio ambiente y al patrimonio histórico de la Ciudad, pues el Paseo de la Reforma tiene esta distinción por parte del INAH.

En la suspensión definitiva el juez Octavo permitió que continuaran los trabajos siempre que las áreas verdes, estructura urbana y monumentos de Paseo de la Reforma no fueran afectados.

Ordenó al INAH garantizar y mantener vigentes todas las medidas dirigidas a proteger dichos elementos, por lo que el instituto consideró que el Gobierno capitalino violentó la suspensión al colocar la publicidad y denunció el incumplimiento de la orden.

El incidente aún no ha sido admitido a trámite porque el juez Octavo de Distrito requirió al INAH la exhibición de más copias de su escrito de denuncia para poder notificar a todas las autoridades señaladas como responsables.

Esta no es la primera denuncia de incumplimiento de la suspensión otorgada contra el Gobierno capitalino. La AMDA presentó a finales de 2017 un incidente de incumplimiento mismo que se encuentra en trámite debido a que el juez ordenó dar vista a todos los interesados en el asunto.

Sin embargo, esta es la primera vez en este juicio de amparo que el gobierno federal decide emprender una acción contra las autoridades locales.

En el escrito incidental, el INAH ofreció como prueba una inspección judicial para que un funcionario adscrito al juzgado de distrito acuda a las estaciones de la Línea 7 a verificar las condiciones de cada una de ellas, si están o no los anuncios publicitarios que alegó son violatorios de la suspensión, y que aprecie qué tipo de publicidad contienen los mismos.