EEUU ataca a Siria; Rusia advierte que habrá consecuencias

0
324
  • Trump subrayó que el último ataque de armas químicas de Assad y la respuesta militar de hoy eran consecuencia del fallo de Rusia de disuadir el uso de armas químicas en la guerra de Siria.
  • El jefe de la legación diplomática rusa en Washington calificó de “inadmisibles” las palabras del presidente de EEUU, Donald Trump, sobre la responsabilidad del mandatario ruso, Vladímir Putin.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó ataques de precisión en Siria contra objetivos vinculados al programa de armas químicas de ese país impulsado por el mandatario de aquel país, Bashar al-Assad, luego del incidente con gas venenoso de la semana pasada que dejó al menos 60 personas muertas el 7 de abril en la ciudad de Douma.

“Hace poco tiempo, ordené a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos lanzar ataques de precisión contra blancos asociados con las capacidades de armas químicas del dictador sirio Bashar al-Assad”, dijo Trump en un discurso transmitido por televisión desde la Casa Blanca.

«Les ordené a las fuerzas armadas de Estados Unidos lanzar ataques de precisión contra objetivos asociados con la capacidad de armas químicas del dictador sirio de Bashar al-Assad», sostuvo Trump desde la Sala Diplomática de la Casa Blanca.

“Estas no son las acciones de un hombre. Al contrario, son crímenes de un monstruo”, dijo Trump, refiriéndose a Assad y su papel en los ataques con armas químicas. Mientras el presidente estadounidense pronunciaba su discurso, se escucharon explosiones en Damasco, según agencias internacionales.

“El propósito de nuestras acciones esta noche es establecer un fuerte elemento de disuasión contra la producción, distribución y uso de armas químicas”, afirmó Trump.

Ante la ola de críticas, el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, defendió la estrategia y aseguró que los ataques de su país apuntaron específicamente contra el programa de armas químicas del régimen sirio. «También seleccionamos objetivos que minimizarían los riesgos para civiles inocentes».

La respuesta de Rusia no se hizo esperar y su gobierno reiteró que no se quedará cruzado de brazos y que la decisión de Washington tendrá consecuencias.

“Los peores presagios se han cumplido. No han escuchado nuestras advertencias. Nos vuelven a amenazar. Habíamos advertido de que estas acciones no se quedarán sin consecuencias. Toda la responsabilidad recae en Washington, Londres y París”, dijo el embajador de Rusia en Washington, Anatoli Antónov.

Además, el diplomático de “inadmisibles” las palabras del presidente de EEUU, Donald Trump, sobre la responsabilidad del mandatario ruso, Vladímir Putin, en el supuesto ataque con armas químicas contra la ciudad siria de Duma.

“Los ataques al presidente son inaceptables e inadmisibles. Estados Unidos, un país que tiene el mayor arsenal de armas químicas en el mundo, no tiene derecho moral de culpar a otros países”, subrayó Antónov.

Según el mandatario estadounidense, desde 2013 el presidente Putin y su Gobierno prometieron a todo el mundo ser garantes en la destrucción de las armas químicas de Siria, pero el reciente ataque de (contra Duma) “es el resultado directo de la incapacidad de Rusia de cumplir sus promesas”.