Tribunal supremo de Brasil decide que Lula puede ir a la cárcel

0
413
Brazil s former President Luiz Inacio Lula da Silva is embraced during his presidential campaign rally with members of his Workers Party and leaders of other left-wing parties in Rio de Janeiro Brazil Monday April 2 2018 Despite a conviction on corruption charges that could see him barred from running da Silva is the front runner in that race AP Photo Leo Correa
  • El máximo tribunal brasileño permitirá que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva pueda ser encarcelado, en caso de ser encontrado culpable por cargos de corrupción
  • Lula es favorito en las encuestas de cara a los comicios y argumenta que la decisión en su contra es un intento de dejarlo fuera de la boleta

En un fallo con fuertes repercusiones políticas, el máximo tribunal brasileño permitirá que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva pueda ser encarcelado, en caso de ser encontrado culpable por cargos de corrupción que pesan en su contra mientras apela estos, al tiempo que podría quedar fuera de la contienda electoral de octubre próximo.

Lula, de 72 años de edad, es favorito en las encuestas de cara a los comicios y argumenta que la decisión en su contra es un intento de dejarlo fuera de la boleta, un hecho que posiblemente cause que muchos brasileños cuestionen la legitimidad de las elecciones.

El expresidente fue condenado en julio del 2017 por el juez Sérgio Moro por haber recibido un departamento de lujo con renovaciones por parte de la constructora OAS, como parte de la investigación conocida como Lava Jato, a cambio de favorecerla con contratos. En enero un tribunal regional de apelaciones refrendó la sentencia e incluso determinó que debía ser mayor: de casi diez a más de doce años de cárcel.

Su caso llegó al Supremo Tribunal Federal (STF) tras una solicitud para llevar los siguientes procesos de apelación desde fuera de la cárcel.

“Este debate no es sobre un legado político”, recalcó el juez Roberto Barroso, uno de los magistrados que rechazó el recurso para Lula, tras notar que el expresidente dejó el cargo con varios logros y altos índices de aprobación. “Se trata de si la jurisprudencia que establece la corte debe aplicarse a todos. Es una prueba de la democracia”.

Se prevé que el juez Moro emita una orden de arresto este mismo jueves después de la decisión del STF.

El Tribunal Superior Electoral comenzará a revisar la elegibilidad de los aspirantes a mediados de agosto. Aunque se espera que no acepte la candidatura de Lula debido a la llamada Ley de Ficha Limpia con la que se descalifica a cualquiera que tenga una condena penal cuando esta ya fue ratificada por un tribunal de apelaciones.

Expertos legales dicen que el líder del Partido del Trabajo brasileño podría buscar revertir esa decisión si queda libre, pero un encarcelamiento lo volvería prácticamente imposible.

“No crean que la lucha será fácil”, dijo Lula a sus simpatizantes en un mitin en Río de Janeiro el 2 de abril. “Está bien si perdemos una ronda, pero no podemos perder la voluntad de pelear”.

Si el tribunal permitía que Lula siguiera fuera de prisión, habría provocado problemas con los procuradores y jueces que han trabajado desde 2014 para eliminar los esquemas de sobornos que desataron la pesquisa de Lava Jato. Los procuradores ven el caso de Lula como el de más alto perfil en su impulso de hace años para combatir la corrupción en el país.