Consternación por la trágica muerte del pequeño Gabriel

0
165

Consternación y conmoción ante la aparición del cadáver del pequeño Gabriel Cruz, de ocho años,  desaparecido en las Hortichuelas, pedanía de Níjar (Almería) hace doce días. La conmoción y la consternación han sido aún mayores al conocerse que el cadáver fue encontrado en el maletero del coche de la nueva pareja del padre del pequeño, Ana Julia Quezada que se había convertido en la principal sospechosa de la Guardia Civil, al haber sido la que, supuestamente, encontró una camiseta del pequeño cerca de una depuradora. Una camiseta blanca, totalmente seca, en un terreno escabroso que prácticamente estaba inundado de agua por la constante lluvia de estos últimos días sobre la zona.

Descartado el supuesto acosador de la madre del niño, que, horas antes de desaparecer pudo comprobarse que había desconectado la pulsera de seguridad que se le había impuesto ante las reiteradas denuncias de la madre, al sentirse acosada por él, y al comprobar la policía que tenia coartada, la principal sospechosa se había convertido en la nueva pareja del padre.

Es más, fuentes de la Guardia Civil habían filtrado la información de que estaban a la espera de que el autor de la desaparición de Gabriel, cometiera algún fallo para cerrar el caso. Lo que jamás pudieron imaginar que encontrasen el cadáver en el maletero de Ana cuando procedía a su traslado. Ana Julia  estaba siendo vigilada día y noche desde la repentina aparición de la camiseta seca del pequeño cuando ella paseaba con el padre de Gabriel, por un  lugar que ya había sido registrado en varias ocasiones por los voluntarios y por las fuerzas de seguridad.

En el momento de la detención, Ana Julia se encontraba en la localidad de Vícar, municipio en el que la detenida residía con el padre de Gabriel desde que iniciaron su relación sentimental hace un par de años. En ningún momento ni siquiera los vecinos, sospecharon de ella por la actitud llorosa y afligida que presentaba en público y por su activa participación en la búsqueda del pequeño. Era la misma actitud que adoptaba cuando era interrogada por la Guardia Civil en el momento en que no pudo aclarar algunas de sus contradicciones en el relato del episodio de la camiseta.

La detenida se encuentra en dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil, según ha informado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que ha pedido que “no se divulguen ningún tipo de bulo” y “se deje trabajar a la Guardia Civil” aunque la noticia ha sobrepasado todas las previsiones especialmente en las redes sociales.  El trágico final de Diana Quer y Marta del Castillo y el debate  sobre la prisión permanente revisable había colocado el caso del pequeño Gabriel en un plano en el que desde el precipicio se temió la peor. Y lo peor ha sucedido.

@oneto_p

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here