Cuauhtémoc Cárdenas, Zabludovsky y un recuerdo de la guerra sucia

0
348

Hagamos memoria: fue un miércoles 23 de marzo de 1988 a las 10:38 de la noche en el noticiero estelar de Televisa, “24 Horas”.

Conduce Jacobo Zabludovsky y luego de algunos partes informativos sobre la estabilidad económica y la paz social que garantiza el candidato del PRI a la Presidencia de la República, Carlos Salinas, el conductor Zabludovsky dice que tiene una primicia. Eso es periodismo, no una campaña sucia ni nada por el estilo, contra el candidato del Frente Democrático Nacional, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas. Sucede que dos personas se presentaron al estudio y Jacobo les hizo una entrevista grabada, no en vivo, reitero, grabada. Se trata de Arturo Cárdenas Pelayo, “para servirle a usted licenciado”, y Héctor Luis Cárdenas Ocampo, “en primer lugar venimos a saludarlo licenciado”. Son hermanos por parte de padre, dicen. “¿Y a qué debemos el gusto de que hayan visitado la redacción de 24 Horas?”, pregunta ya en serio Jacobo Zabludovsky. Y el motivo es darle con todo a su brother, con todo: que ellos valoran todo lo que tenemos en el país, con problemas y todo, claro, y que no están de acuerdo con que se desestabilice al país ni que el ingeniero Cárdenas use el nombre de Lázaro Cárdenas. Jacobo sonríe pleno y luego salen en pantalla las actas de nacimiento de esos personajes que, al paso del tiempo, se diluyeron.

30 años después, el periodista es un héroe de la democracia para muchos que le dieron su bendición luego de salir de Televisa y también, treinta años después, persisten las campañas sucias, son parte de la democracia dicen muchos entre el cinismo y el realismo. Otros creemos que denunciarlas ayudan a mejorar nuestro intercambio público y para eso ayuda tener memoria.