Miguel de la Madrid, benefactor de la FDCS

0
154

El expresidente Miguel de la Madrid Hurtado, no solamente fue el constructor constitucional e institucional del Estado mexicano neoliberal de fines del siglo XX que sepultó al Estado producto de la revolución mexicana; sino que, como director del Fondo de Cultura Económica (FCE), continuó con el despliegue de una histórica política editorial en manos del Nuevo Estado Mexicano.

En principio, fue fortalecida la política de apoyo a docentes universitarios en el otorgamiento de descuentos significativos, amén de que tal actividad se traducía en el mejor mecanismo de divulgación de la producción editorial.

A la memoria del ex presidente, vale la pena recordar su invitación para que asistiéramos quien esto escribe y el Dr. Rafael Sánchez Vázquez, entonces secretario de Investigación y Estudios de posgrado de la Facultad de Derecho de la BUAP, a la presentación del libro Lapidaria política del Dr. Rafael Segovia -principal asesor del presidente Miguel de la Madrid en el sexenio 1982-1988- y Doctor Honoris Causa por la BUAP.

Por lo menos en dicha presentación en la cual el director del FCE actuaba como moderador, reconoció la corresponsabilidad de Segovia en la transformación institucional, así lo constató adelantándose que se arrepentirían y fueron los responsables del cambio político en las estructuras del Estado mexicano; dentro de esos arrepentidos está el exgobernador Manuel Bartlett, quien por todos lados reniega de su profundo espíritu neoliberal que no sólo se plasmó en las reformas constitucionales publicadas en 1983, sino que como secretario de Educación Pública puso en práctica dentro del sistema nacional de educación en todos sus niveles.

El 8 de agosto de 1996 se presentó Lapidaria política, con los comentarios de Francisco Gil Villegas, Jorge Sánchez Susarrey, y Héctor Aguilar Camín; por supuesto con la asistencia de personajes vinculados con el académico del Colegio de México y con el ex presidente, como Sergio García Ramírez y Miguel González Avelar entre muchos otros.

Al término del evento presentamos al director del FCE nuestro agradecimiento por la invitación al evento académico, espacio para que el ex presidente nos mostrara que se encontraba totalmente al tanto del camino y orientación de la BUAP, del conocimiento personal de su autoridad personal universitaria, el entonces rector -José Doger Corte-.

Se le comentó del desarrollo de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (FDCS), de sus maestrías en Derecho, del proyecto a impulsar el doctorado, asimismo, del inicio de la maestría en Ciencias Políticas cuyo primera generación había iniciado en enero de 1995. El asunto fue interesarle, particularmente el Dr. Sánchez Vázquez, hizo tan importante labor, con la finalidad de señalar la necesidad de que la Facultad fuera beneficiada con la producción editorial del FCE, de manera gratuita.

Los comentarios del Dr. Sánchez Vázquez fueron tan estimulantes que hicieron posible que en la misma conversación Miguel de la Madrid, como director del FCE, anunciara la donación de una importante bibliografía de dicha casa editorial, para la facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

El beneficio ha sido de gran valía, tomando en consideración que para que las maestrías y el doctorado en Derecho que se imparten en la citada Facultad, al contar con un acervo editorial sólido, se tiene una de tantos elementos para que fueran considerados dentro del Padrón Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC).

El apoyo al acervo bibliográfico, también servirá en el proceso que se sigue para que la maestría en Ciencias Políticas, muy pronto pueda ingresar también al PNPC.