La derrota

0
99

Tras la puerta del poder

  • El ex presidente le colocó con sus reflexiones y afirmaciones la puntilla anticipada a Josefina  
  • ¿Cómo superará las preferencias de Peña Nieto si la rodea un equipo de perdedores?
  • El país que él le entregó en paz y desarrollo, Calderón lo descuadró y descompuso, dice Fox

La virtud de Fox es que dijo la verdad.

«Desde luego mi corazón, mis sentimientos, mi deseo, está con mi partido, con el PAN, con Josefina (Vázquez Mota). Me da un poco o mucho de preocupación la posición en la que estamos, que terminemos perdiendo el gobierno y perdiendo el partido; me da tristeza.

«Por el otro lado, mi parte racional, mi parte pensante —que muchos me critican que no tengo hago lo que puedo—, esa parte me hace ver las encuestas, los números, las campañas. Y me parece que sólo una idea milagrosa, sólo una acción verdaderamente fuera de toda forma rutinaria, pudiera cambiar las cosas».

En pocas palabras: sólo un milagro o alguna otra cuestión impensable, podría evitar que el 1 de julio próximo ganara la Presidencia de la República el priísta Enrique Peña Nieto.

Entrevistado por Manuel López San Martín, en Radio 13, el ex presidente le entró a lo que muchos panistas y no panistas piensan hoy: que no hay forma ni capacidad para que Josefina Vázquez Mota detenga su caída y remonte los casi 30 puntos que ya le saca de ventaja el ex gobernador mexiquense.

Ciertamente no se necesita ser muy ducho en política electoral para entender que si las encuestas, particularmente los sondeos de Gea-ISA, dicen que Peña Nieto suma 52 por ciento de preferencias de voto y Vázquez Mota bajó de 32 a 25 por ciento, eso significa que no sólo ha caído 7 puntos, sino que ahora el mexiquense le saca 27 puntos de ventaja.

El problema es que el hundimiento de la panista no se detiene y cada día baja un poco más. Y faltan apenas dos meses y medio para la elección.

El otro gran problema es que al caer, Vázquez Mota ya está en empate técnico con Andrés Manuel López Obrador, quien aparece con 22 puntos de preferencias electorales.

Si el margen de error de estas encuestas es de 3 puntos, entonces hay empate en el segundo lugar.

Eso quiere decir que es más fácil ahora que Josefina Vázquez Mota desplace a AMLO del tercer lugar y le deje a este el segundo que ella a duras penas todavía ocupa.

En este escenario, es que Fox dijo lo que dijo, que a lo mejor ya ni con un milagro se repone doña Josefina.

En los hechos, la expresión claridosa de Fox, sólo indica una cosa: que los panistas ya comenzaron a vivir la derrota.

PERDEDORES

Otra entrevista, esta realizada por el periodista José «Pepe» Cárdenas en UnoTV de El Universal a la propia candidata presidencial panista, podría tomarse como  el colofón del desastre de Vázquez Mota y el PAN en esta contienda electoral.

La pregunta de Pepe surgió en forma natural, simple, pero devastadora: ¿Cómo podrías ganar rodeada de perdedores?

Cárdenas se refería a que en el equipo de campaña de la panista están los grandes derrotados en los procesos electorales recientes:

Está Ernesto Cordero, quien fue derrotado por ella misma en la interna por la candidatura presidencial del PAN, a pesar de que Felipe Calderón hizo hasta lo imposible por sacarlo adelante.

Otro es César Nava, quien fue echado fuera de la presidencia de Acción Nacional al perder la elección federal de 2009.

Uno más es su coordinador de campaña Roberto Gil Zuarth, quien fue superado por el gris de Gustavo Madero en la pelea por la presidencia del PAN.

Ahí a su lado está ahora, como gran estratega, Luisa María «La Cocoa» Calderón a quien el priísta Fausto Vallejo le dio una severa tunda en la contienda por la gubernatura de Michoacán, a pesar de que su hermano el Presidente la apoyó con todos los recursos y programas sociales de Sedesol.

En ese equipo de estrategas y operadores josefinistas está el senador y primer compadre de la República, el coahuilense Guillermo Anaya, quien no le vio ni siquiera el polvo al priísta Rubén Moreira en la pelea por la gubernatura de aquel estado.

¡Uf!, también está Juan Molinar Horcasitas, quien salió súper mal de sus últimos dos cargos: de la dirección del IMSS por el incendio de la guardería ABC en Hermosillo, Sonora, donde murieron 49 niños y resultaron gravemente dañados otros 76 y de la titularidad de Comunicaciones y Transportes.

En ese conjunto también se encuentra Luis Felipe Bravo Mena, quien perdió por una diferencia abismal la gubernatura del Estado de México ante el priísta Eruviel à vila.

Y ni qué decir que en el primer plano de ese que ella considera súper-equipazo, está Xóchitl Gálvez, a quien el priísta Francisco Olvera le dio una severa paliza en las elecciones a gobernador en Hidalgo y quien convenció a Josefina de rendir protesta en el estadio Azul, ese que a media intervención se le vació para significarse como el primer gran descalabro de la candidata presidencial.

Entre todos estos, se encuentra también el ex gobernador bajacaliforniano Ernesto Ruffo, a quien los priístas del Congreso de Baja California han acusado de ser protector de narcos.

Y para completar el equipo de perdedores, está el senador Santiago Creel, quien ha sido vencido 3 veces: en las elecciones a jefe de Gobierno del DF frente a Andrés Manuel López Obrador; en la interna por la candidatura presidencial panista del 2005-2006 frente a Calderón y en esta última, ante la propia Vázquez Mota.

Puro perdedor electoral.

Las malas lenguas, que también las hay dentro de Acción Nacional, indican que además existe un factor predominante entre la mayoría de ellos: que casi todos son candidatos o a diputados o a senadores.

Este hecho podría llevarlos a dejar pasar el golpe contra Vázquez Mota, porque ellos ya casi tienen asegurado su siguiente cargo e ingreso.

En fin, un cuadro bastante adverso al que se le siguen sumando debilidades y errores, como el sufrido por ella cuando no arrancó el avión que la iba a transportar de regreso de Mérida al DF.

FEO QUE CALDERÓN ENTREGUE

Por si no fuese suficiente con lo que dijo, Fox le agregó el hecho de que la derrota anunciada de Vázquez Mota, significaría una humillación para Felipe Calderón.

Como no queriendo, en esa entrevista en Radio 13, el guanajuatense enumeró algunos de los asuntos que llevarán ahora a la derrota al PAN.

Recordó que, «yo, cuando entregué el país, la criminalidad estaba por debajo de la media internacional, en un rubro de los nueve delitos cometidos por cada 100 mil habitantes.

«Hoy andamos en 18. Entonces esta guerra (contra narcos y delincuentes organizados), no ha traído nada bueno

«El consumo de drogas sigue creciendo, el tráfico sigue creciendo; no se digan la sangre, el número de muertos, la pérdida de la esperanza, la caída de las exportaciones y todo lo demás. Entonces hay que salir de esta trampa y terminar esta guerra y alcanzar la paz

«Yo entregué un país en paz, construyendo; un país con optimismo viendo el futuro; un país superando los retos económicos, alcanzando buenos niveles de empleo, reduciendo la pobreza, echando a andar programas como Oportunidades, programas como el Seguro Popular; echando a andar la nueva Ley de Transparencia y Rendición de Cuentas y una serie de cosas ponían al país en marcha

«(A diferencia de ese país que él le entregó a Calderón) «hoy hay temor, hay miedo a la violencia, al crimen; se ha perdido la esperanza; necesitamos reconstruir ese tejido social, vibrar de nuevo como nación. Y necesitamos como gobierno, sobre todo los candidatos en este momento, hacer planteamientos claros; ya no más atole con el dedo, no más frases huecas, vagas, fáciles de mencionar y de predicar a la ciudadanía pero que al final no tienen contenido».

La culpa última de la derrota que viene es entonces de Calderón.

Frente a las reflexiones y afirmaciones de Fox no hay nada que agregar. Solo insistir: Vázquez ya no gana ni con un milagro y el regreso del PRI a Los Pinos, que él les arrebató, ahora se los devolverá Calderón.

 

rvizcaino@gmail.com

Compartir