Advierte Corea del Norte a EU que ante provocaciones responderá con «duras contramedidas»

0
180

Luego de lanzar un misil balístico que sobrevoló la isla japonesa de Hokkaido, el gobierno de Corea del Norte acusó este día a Estados Unidos de empujar a la península hacia «un nivel extremo de explosión» y declaró que tiene justificación para responder con «duras contramedidas».

De acuerdo con el embajador norcoreano ante las Naciones Unidas en Ginebra, Han Tae Song, la «presión y actos provocativos» de Estados Unidos hacia su país sólo les dan argumentos para adoptar medidas no especificadas.

«Es un hecho innegable que Estados Unidos está llevando la situación en la Península de Corea hacia un nivel extremo de explosión al desplegar grandes activos estratégicos en torno a la península, realizando una serie de ejercicios de guerra nuclear y manteniendo el congelamiento y el chantaje nuclear desde hace más de medio siglo», afirmó Han en la Conferencia sobre Desarme en Ginebra.

Y añadió: «Los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur que se están realizando actualmente en la península, son parte de «la larga política hostil estadounidense» hacia la República Popular Democrática de Corea (DPRK, por sus siglas en inglés), declaró Han.

Los varios lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés), en especial en julio pasado, aumentó la condena y preocupación a nivel global, alerta que creció luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtiera a Pyongyang que su país sería atacado si amenazan al territorio americano.

«Ahora que Estados Unidos declaró abiertamente su intención hostil hacia la República Popular Democrática de Corea, haciendo agresivos ejercicios militares pese a las repetidas advertencias (…) mi país tiene todos los argumentos para responder con duras contramedidas como un ejercicio de su derecho a la autodefensa. Y Estados Unidos debería ser totalmente responsable de las consecuencias catastróficas que causará», señaló

Po su parte, el embajador sobre desarme de Washington, Robert Wood, dijo a los medios que el ensayo de Corea del Norte es «otra provocación» y una «gran preocupación» que será discutida por el Consejo de Seguridad de la ONU más tarde.

Y Trump advierte «todas las opciones están sobre la mesa»

Luego de que este lunes nuevamente Corea del Norte lanzara un misil que sobrevoló Japón, el mandatario de Estados Unidos advirtió al régimen de Pyongyang que «todas las opciones están sobre la mesa».

«El mundo ha recibido alto y claro el reciente mensaje de Corea del Norte: este régimen ha mostrado su desprecio por sus vecinos, por todos los miembros de las Naciones Unidas y por normas mínimas de comportamiento internacional aceptable», señaló Trump en un comunicado, distribuido por la Casa Blanca.

Y añadió: «Las acciones amenazantes y desestabilizadoras sólo aumentan el aislamiento del régimen de Corea del Norte en la región y entre todas las naciones del mundo. Todas las opciones están en la mesa».

Según el Gobierno japonés, Corea del Norte lanzó un misil balístico que sobrevoló territorio nipón para luego caer cerca de la costa oriental de la isla de Hokkaido en el Océano Pacífico, a unos 1,180 kilómetros de la costa japonesa, la primera vez en que un misil norcoreano pasa por encima de Japón en ocho años.

De igual forma la Casa Blanca emitió un comunicado en donde afirma que de Corea del Norte es una «grave y creciente amenaza» para todo el mundo y que tras el lanzamiento del misil, Trump se puso en contacto con el ministro de Japón, Shinzo Abe, y ambos se comprometieron a elevar la presión sobre el régimen norcoreano.

«Los dos líderes coincidieron en que Corea del Norte plantea una grave y creciente amenaza directa a Estados Unidos, Japón y la República de Corea, así como a países de todo el mundo», indicó la Casa Blanca en la nota de prensa.