Inaugura Colmex seminarios, «2012, Año de elecciones, año de reflexiones»

0
209

El Colmex presentó la colección abreviada de la obra «Los Grandes Problemas de México», donde en 4 volúmenes 220 expertos  presentan temas cruciales para la discusión y la elaboración de planes de gobierno.

La colección está dividida en 4 tomos, política, economía, sociedad y población y fue publicada en 2010 con motivo de las conmemoraciones del Bicentenario de la Independencia,  del centenario de la Revolución y de los setenta años del Colegio de México.

El mismo Colmex, organizó un ciclo de seis seminarios sobre el tema «2012, año de elecciones, año de reflexiones», con lo que quieren contribuir desde el mundo académico al análisis, al seguimiento de las campañas electorales de los candidatos, en este año de elecciones presidenciales y legislativas en México.

El primer seminario trató acerca de la reforma electoral de 2007 y las campañas de 2012. La conferencia estuvo inaugurada por el presidente consejero del Instituto Federal Electoral, Leonardo Valdés Zurita y contó con la participación de destacados ponentes como, Jorge Alcocer, Silvia González Tagle, Germán Pérez Fernández del Castillo, José Luis Reyna, Arturo Sánchez, Jaime Sánchez Susarrey y Luis Carlos Ugalde.

La mesa de discusión entre los expertos electorales estuvo moderada por Jean Jean François Prud’homme, coordinador general académico del Colegio de México.

Leonardo Valdés Zurita, presidente del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) y conferencista inaugural del seminario, afirmó que lo más importante de la reforma electoral e 2007 fue la restricción para que los partidos políticos no pudieran comprar espacios en radio y televisión y la reducción de los tiempos  de campaña, con lo que se aseguró la equidad de la contienda.

La reforma permitió que todos los partidos, enfrenten las elecciones de manera equitativa, lo que repercute en información para la ciudadanía de más calidad.

El presidente del órgano electoral, señaló como segundo beneficio de la reforma, reducir la incertidumbre y los conflictos entre partidos, aunque aceptó que en 6 semanas, los partidos se han conducido de manera apegada a la ley, en términos generales.

Afirmó que para 2012, los mexicanos enfrentan unas elecciones «intensas», porque están en juego, además de la Presidencia de la República, 2100 cargos de elección popular.

Valdés dijo que la democracia mexicana enfrenta dos grandes retos, abatir la desigualdad social mexicana y llamó a «detonar una reflexión mucho más profunda en la desigualdad social para abatir el déficit de ciudadanía».

El segundo reto, crear una educación cívica con ayuda de actores sociales que ayuden al empoderamiento del ciudadano.

El primer ponente, Jorge Alcocer aseguró  que la reforma de 2007 brindó equidad en la contienda, porque ahora todos los partidos tienen que comenzar al mismo tiempo y todos tienen 90 días, aunque señaló que todavía hay algunas discrepancias entre  los calendarios de los estados y el IFE.

Afirmó que en estas elecciones de 2012, la ciudadanía recibe 7380 spots efectivos por día, por lo que la supervisión de los mismos es «compleja» y calificó la actuación de Televisa y Tv Azteca de «beligerante», porque están en contra de las reformas, simplemente porque pierden recursos.

Alcocer, afirmó que las dos grandes televisoras de México, deberían de abstenerse de «boicotear la democracia».

Silvia Gómez Tagle, aseguró que la reforma de 2007 fue una solución que atendía las consecuencias de lo ocurrido en 2006 y la calificó como una «solución momentánea» que necesariamente tendría que ser reformada de nuevo más adelante.

Explicó que tras las elecciones federales de 2006, el conflicto dejó al país sin capacidad institucional, así como al IFE en desprestigio y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) deteriorado.

Señaló a los medios de comunicación como los causantes de esta crisis de prestigio del IFE, por la recurrente crítica a la reforma electoral que «contamina la precepción de la ciudadanía».

Germán Pérez Fernández del Castillo, estuvo de acuerdo en que las modificaciones a la ley electoral fueron «reactivas», e incluso señaló que todas y cada una de las reformas electorales tienen como antecedente «que sudan por la herida de los procesos anteriores».

La participación más polémica del foro quedó en manos de Luis Carlos Ugalde Ramírez, ex presidente del IFE, quien aseguró que llevaba lista su participación pero prefería aclarar seis puntos de «suma relevancia».

Explicó que  la crisis de 2006 se debió al «oportunismo de algunos actores ( ) porque los perdedores siempre se niegan aceptar los resultados».

Calificó la reforma de 2007 como un intento de restaurar la confianza en las instituciones pero, «los partidos primero legislan y después se niegan a cumplir lo legislado».

Atribuyó la mala imagen del IFE ante la ciudadanía a la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT), pero también a los actores políticos y a que en México, «el árbitro es también un jugador más».

Señaló que la reforma no hizo perder a las televisoras, e incluso se pronunció a favor de que los spots sean gratuitos, porque existe un «mercado negro de la cobertura informativa».

Opinó que la democracia no se hizo «menos cara», porque el costo sigue siendo altísimo y aunque el IFE fiscaliza los recursos de los partidos, el 60 o 70% de los gastos de campaña no son fiscalizados.

En resumen, opinó que la reforma de 2007 posee más debilidades que beneficios, la calificó de «reaccionaria» y aseguró que mientras el diagnóstico siga siendo equívoco (aplicando castigos y restricciones) no se puede llegar al fondo del problema.

José Luis Reyna, explicó que las reformas surgen de «problemas en las elecciones» y México se caracteriza porque quien pierde no lo reconoce, acto seguido impugnan los resultados y por ende crean desconfianza en las instituciones encargadas de llevar a cabo los procesos electorales. Reconoció que en 2007, se trató de legislar para que las contiendas fueran más equitativas.

Tanto Arturo Sánchez coincidió en que en 2007, se perdió una valiosa oportunidad para legislar una reforma integral, aunque hubo algunos avances como la menor duración de las campañas y el control al acceso a los medios.

Jaime Sánchez fue quien más discrepó del resto de los ponentes, afirmando que después de los cambios a la ley, existe una «sobrerregulación» de los procesos, además de que se violan derechos constitucionales de cualquier ciudadano como la limitación para comprar espacios en radio y televisión.

Afirmó que no existe equidad en la contienda, porque la distribución tanto para  recursos, como para espacios de radio y televisión se otorga con base en la cantidad de votos obtenidos por los partidos políticos.

Alcocer, el último ponente, aseguró que lo peor de la reforma de 2007 es que es «huérfana», porque todos los actores políticos y partidos que la participaron, ahora la desconocen.

Por su parte, el  Dr. Javier Garciadiego, Presidente  del Colmex, señaló que los foros tienen la intención de que expertos en la materia electoral, ayuden a coadyuvar el proceso electoral de 2021.

Adelantó que la institución tiene previsto realizar cinco foros más y contarán con la participación de destacados investigadores del propio Colegio de México, especialistas en materia electoral adscritos a otras instituciones educativas, destacados líderes de opinión y actores del propio proceso electoral.

Explicó que los candidatos no serán invitados a ningún foro, porque la intención  es crear un análisis de reflexión e ideas  para los ciudadanos, y no un espacio donde se busque el voto.

Llamó a los candidatos a la Presidencia de la República a plantear soluciones a  los verdaderos problemas de México que se puedan traducir en políticas públicas y a que hagan una campaña de ideas y propuestas.

El  18 de abril el Colmex realizará un análisis de las plataformas electorales y de los programas de gobierno de los partidos; el  9 de mayo se analizará a los candidatos y sus campañas. El 6 de junio el tema será medios de comunicación. El 27 de junio el foro tratará sobre las encuestas y las tendencias electorales y el 4 de julio un análisis de los resultados.