Pónganle atención a las “˜Primeras Damas”™

0
322

El  caso de Karime Macías debe llamar la atención de autoridades, legisladores y actores políticos en general. La esposa de Javier Duarte de Ochoa es un ejemplo de lo que no deben ser y hacer las Primeras Damas en nuestro país.

Hay otro ejemplo muy sonado: La esposa de José Luis Abarca Velázquez, María de los à ngeles Pineda Villa. Fue todo un escándalo y hasta ahí quedó, con el encarcelamiento de ambos por su participación en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapan, en Iguala, Guerrero, donde él fungía como presidente municipal y ella, por ende, la presidenta del DIF-Municipal, pero con mucho poder; ambos del PRD.

Y van por el encarcelamiento de Karime Macías por su presunta participación en la actividad delictiva de su esposo como gobernador del estado de Veracruz, del PRI.

Pero nadie, ni por equivocación, se ha pronunciado por poner un límite a las esposas de los mandatarios: Desde la esposa del Presidente de México, pasando por la respectiva de los gobernadores y de los presidentes municipales. Nadie. ¡Y ahí están las consecuencias! ¡Primeras Damas  que junto con el marido atracan el erario!

Esperemos que sean excepciones y no la regla.

Las constituciones políticas, General y Particulares, establecen claramente que el Poder Ejecutivo se deposita en una persona, que se denomina Presidente de México y Gobernador Constitucional, respectivamente, no dice que recae en una pareja. El modelo se replica en los municipios, aun cuando en éstos los Poderes no existen.

En ningún lado del texto constitucional dice que en las elecciones constitucionales deba elegirse un mandatario y una vice-mandataria. Las leyes electorales hablan del registro de un candidato para Presidente de México, un candidato para gobernador y un candidato para primer concejal con su respectivo suplente en este caso (y que no es la esposa).

Entonces, ¿de dónde sacan que la esposa hasta realice funciones ejecutivas? Las funciones como presidenta honoraria del DIF, son distintas. Incluso, necesariamente deben de ser revisadas a la luz de los ejemplos de María de los à ngeles Pineda y de Karime Macías, como una forma de prevenir la delincuencia organizada y de cuello blanco.

Y por favor no se ofendan las Primeras Damas, que si hacen el bien, deben cooperar en su propio acotamiento; incluso, por razones de seguridad nacional.

Hablaría muy bien de un mandatario impulsar una ley para delimitar perfectamente bien las funciones de la Primera Dama, la cual (en serio) debe volver a su papel de mera acompañante; involucrarla en la función pública en un esquema hasta engañoso, pues está y no está legalmente, es el primer acto de nepotismo y un insulto a la inteligencia de los mexicanos.

Veamos el ejemplo de Karime Macías, según ha sostenido el actual gobernador de Veracruz, Miguel à ngel Yunes, rival de Javier Duarte. ¿Verdad o mentira? Las autoridades tendrán que investigarlo.

Pero Yunes asegura haber evidencias sólidas para procesar a Karime Macías, pues los propios cómplices de Duarte la han señalado de participar en todas las reuniones, incluso de gabinete, y que tenía una tarjeta de crédito para cubrir sus gastos a cargo del presupuesto público; por citar algunos datos. Incluso, se ha llegado a especular que ella era algo así como el cerebro de la actividad ilícita de su esposo, quien es acusado de delincuencia organizada y de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

¿Por qué la esposa de un gobernador participa en reuniones de gabinete? Entonces ¿sí es funcionaria de gobierno y no presidenta honoraria del DIF?

Eso de la presidencia del DIF se ha pervertido.

Todo empezó bien, según parece, en la época del Presidente de México, Adolfo López Mateos, cuya esposa, Eva Sámano, encabezó el altruismo.

La historia y la enciclopedia libre “Wikipedia” cuentan lo siguiente:

“Desde comienzos del sexenio, López Mateos manifestó la voluntad del gobierno de proteger a la niñez. Su esposa era la indicada para ocuparse de estas labores, pues en su opinión los niños son el futuro de un país y es necesario salvarlos a tiempo. Fue por esta razón que decidió retomar y afianzar la Asociación Protectora a la Infancia y le mandó a construir un edificio cuya primera piedra fue colocada por ella misma el 30 de noviembre de 1959.

“En 1961, por decreto presidencial, dicho organismo se convirtió en el Instituto Nacional de Protección a la Infancia (INPI), cuyo patronato fue presidido por doña Eva. La actividad más importante de dicha institución, consistió en reforzar y ampliar el programa de reparto de desayunos escolares nutritivos y balanceados.

“También doña Eva efectuó repartos de ropa y de juguetes, que ya eran tradicionales. Les llevó ayuda a damnificados cuando los hubo y emprendió campañas de legalización de uniones matrimoniales que se realizaban en grandes ceremonias colectivas. Además se involucró en la campaña para impulsar y defender el libro de texto gratuito”¦”

Pero si acaso, doña Eva Sámano, que además era profesora normalista y una mujer culta, solo aparecía en las ceremonias oficiales y punto.

Y de aquella época a la fecha, el papel de Primera Dama y de presidenta del DIF se ha pervertido a tal grado que la esposa parece la mandataria. Claro, en algunos casos. Y uno muy evidente fue el de Martha Sahagún de Fox. Quizá por eso el presidente Enrique Peña Nieto ha preferido que su esposa, Angélica Rivera, asuma un papel prudente, sobre todo después del escándalo de la Casa Blanca.

Esperemos que esa prudencia no sea aparente, y cuando concluya el sexenio salga a la luz todo tipo de imprudencias.

Es en serio, el país necesita que todas las autoridades y los actores políticos pongan atención en el papel y las funciones de las esposas de candidatos y mandatarios. Porque todo empieza en las campañas electorales; incluso, en las anticipadas campañas. Y a veces los esposos son tan cínicos o tan mandilones, que de golpe y porrazo convierten a la esposa en líder partidista o en candidata.

En fin, a ver si los diputados y senadores del Congreso de la Unión, y los legisladores locales en las entidades federativas, hacen las acotaciones pertinentes al papel de la Primera Dama, incluida la del ámbito municipal. Es parte del combate a la corrupción.

Correo: rosyrama@hotmail.com

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here