Rechaza Gobierno Federal espionaje a periodistas, activistas y defensores de DH

0
67

Luego de que The New York Times publicara un reportaje donde indica que el gobierno mexicano usó un programa para espiar criminales en periodistas, defensores de derechos humanos y activistas, Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia, negó los hechos y dijo que no hay pruebas de ello.

El funcionario compartió en su cuenta de Twitter una carta para el NYT de Daniel Millán Valencia, Director General de Medios Internacionales, donde dice:

Aquí la postura del @gobmx respecto de la nota del New York Times.

Para el editor:

Le suscribo con relación a su artículo «Usando textos como señuelos, software gubernamental apunta a activistas mexicanos y a sus familias». Como su propio texto lo señalan, no hay prueba alguna de que agencias del gobierno mexicano sean responsables del supuesto espionaje descrito en su artículo.

Para el Gobierno de la República, el respeto a la privacidad y la protección de datos personales en todos los individuos son valores inherentes a nuestra libertad, democracia y Estado de Derecho. Por tanto, condenamos cualquier intento de vulnerar el derecho a la privacidad de cualquier persona.

Se hace un llamado a quienes pudieran haber sido víctimas de las acciones descritas en su artículo, a que presenten su denuncia ante la Procuraduría General de la República, a fin de que se puedan realizar investigaciones correspondientes.

Atentamente,

Daniel Millán Valencia

Director General de Medios Internacionales

Presidencia de la República.

De acuerdo con el diario neoyorquino, el software Pegasus, creado para espiar a delincuentes, fue usado por el gobierno mexicano para espiar a periodistas, defensores de derechos humanos como el Centro Prodh, Artículo 19, el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), e incluso el hijo de la periodista Carmen Arietegui, Emiliano, menor de edad.

Dicho software malicioso sólo puede ser adquirido por agencias gubernamentales y que el informe mencionado apunta al gobierno de Peña Nieto, situación que la Presidencia de la República rechazó ser el espía y afirmó:

«Para el gobierno de la República, el respeto a la privacidad y la protección de datos personales de todos los individuos son valores inherentes a nuestra libertad, democracia y estado de derecho. Por lo tanto, condenamos cualquier intento de vulnerar el derecho a la privacidad de cualquier persona», y se limitó a invitar a los afectados realizar una denuncia ante la PGR para que la dependencia realice las investigaciones correspondientes.

La investigación corrió a cargo de Artículo 19, R3D y Social Tic, con asistencia del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, Canadá.

Compartir