Filtra WikiLeaks miles de documentos de la CIA sobre espionaje

0
140

Este martes la página WikiLeaks publicó miles de documentos que pertenecerían al Centro de Ciberinteligencia de la CIA, en los cuales, según, se dan a conocer detalles íntimos del espionaje digital de la agencia.

De acuerdo con WikiLeaks, se trata de una primer entrega, llamada «Year Zero», en la que se exponen los sistemas de «hacking, software malicioso y armas cibernéticas empleadas por la agencia de espionaje estadounidense», que es parte de una serie de entregas, definida como «la mayor filtración de datos de inteligencia de la historia».

En total son 8,761 documento y archivos, procedentes de una «red aislada y de alta seguridad, situadas en el Centro de Inteligencia Cibernética de la CIA en Langley, Virginia».

El portal de filtraciones señala que obtuvo los documentos de una persona que tuvo acceso a ellos cuando la CIA perdió el control informático sobre los mismos.

Para la presentación se había planeado una rueda de prensa a través de Internet, y ahí se daría a conocer el proyecto de Wikileaks, dirigido por Julian Assange, «Vault 7», sin embargo indicaron en su cuenta de Twitter que sus plataformas habían sido atacadas y que intentará comunicarse más tarde.

En un comunicado, Assange, quien se encuentra refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, dijo que la filtración de hoy es «excepcional desde una perspectiva legal, política y forense».

Asimismo, indicó que «hay un gran riesgo de proliferación en el desarrollo de armas cibernéticas», que resulta de la incapacidad de las agencias de seguridad para controlarlas una vez las han creado y su «alto valor de mercado».

Según explica el portal, la colección llegó a manos de antiguos «hackers» del Gobierno y otros agentes de manera «no autorizada», y uno de ellos «proporcionó a WikiLeaks porciones del archivo».

Añade que «Year Zero» expone el alcance y la dirección del programa de «˜hacking»™ encubierto de la CIA, lo que incluye arsenal malicioso y docenas de posibles ataques de día cero, a través de fallos de software, contra varios productos.

Estos productos incluyen, de acuerdo con el portal de Assange, el iPhone de Apple, el Android de Google, Windows de Microsoft y televisiones Samsung, que pueden transformarse en «micrófonos encubiertos».