Trump no está loco; sus tuits son del modelo psicológico big data

0
154

WASHINGTON, D.C.- A partir del criterio de que el 90% de los estadunidenses tiene problemas de estabilidad mental, el presidente Donald Trump está desorientando a los adversarios con indicios de problemas psicológicos. Sin embargo, en el fondo Trump está usando los tuits como mensajes dirigidos intencionadamente a la psicología de sus seguidores.

El mecanismo de redes sociales que está usando Trump es el big data, una herramienta de concentración de información en redes en un programa especial que recoge cuando menos unas cincuenta palabras clave para detectar estados de ánimo. A partir del mapeo de las fuentes de esas opiniones, Trump moviliza cuadros especiales para ir a sus casas a entregarles información y decide tuits en función de mensajes especiales para esas personas.

Los que crean que Trump decide sus tuits en función de estados de ánimo o de impulsos establecidos por sus operadores simplemente están equivocando el análisis. Antes del big data, Barack Obama tenía equipos especiales para revisar sobre todo Facebook para detectar estados de ánimo de votantes y enviar jóvenes con propaganda. El procedimiento tiene ya un programa computarizado para concentrar millones de mensajes a partir de palabras clave.

Trump utilizó el big data en su campaña a través de su twitter, lo que le permitió llegar de manera directa a potenciales electores. En el big data se localiza la explicación de que por qué Trump está gobernando con tuits y no con su estructura de gobierno de la Casa Blanca. Los críticos no entienden aun el modelo de big data de Trump o lo conocen pero prefieren tergiversarlo con el argumento de que los tuits revelan la inestabilidad mental del presidente.

El diseñador del big data es un sicólogo conductual de origen polaco, Michael Kosinski, quien coordina el proyecto myPersonality, que involucra la colaboración global entre más de 80 equipos de investigación que analizan los detallados perfiles psico-demográficos de más de 8 millones de usuarios de Facebook. Michael dirige actualmente un equipo que desarrolla Concerto, una plataforma de evaluación en línea de código abierto y applymagicsauce.com: un servicio automatizado en línea que traduce la huella digital en perfiles psico-demográficos.

El argumento de inestabilidad mental de Trump está siendo usado por los liberales demócratas y la prensa que opera como lobby progresista como parte de la campaña mediática para vender la idea de que Trump no está capacitado para ejercer el poder. A ello han contribuido psicólogos en cartas abiertas, pero todos ignorando concientemente el dato de que el 90% de los estadunidenses tiene problemas de estabilidad emocional. De ser cierta la locura de Trump, entonces sus 63 millones de votantes y los 66 millones de votantes de Hillary Clinton caerían en la caracterización de inestables emocionales porque estarían apoyando a políticos mentirosos.

El asunto es menos racional. Los políticos han tratado de aprovechar en procesos electorales las formas de manipulación psicológica de las redes sociales. Pero hasta hora, Trump es el que ha privilegiado el big data para tener un perfil sicológico de las preocupaciones, prioridades y resortes de comportamiento sicológico de las masas en función de sus expresiones en redes, sobre todo Facebook.

En la disputa política, a Trump le conviene que lo consideren incapacitado para ejercer el poder porque los mecanismos de destitución y el impeachment nada tienen que ver con la sicología emocional de los políticos y él seguirá manipulando la psicología del electorado con mensajes más psicológicos que de locura.

 

Política para dummies: La política es el arte de desorientar al adversario.

 

Sólo para sus ojos:

  • Las encuestas serán sometidas a prueba nuevamente en el Estado de México, sobre todo porque las tendencias no coinciden con los datos reflejados en el manejo de contactos e impactos en twitter y Facebook. Por lo pronto, la que aparece abajo en tendencias y presencia es la candidata de Morena, Delfina Gómez, porque su posicionamiento responde sólo a las declaraciones de López Obrador.
  • Sin estrategia las reuniones del presidente Peña Nieto con articulistas y columnistas porque las críticas son las mismas. El problema no radica en esas reuniones sino en la ineficacia del aparato de comunicación social de Los Pinos y en el fracaso de la estrategia en redes sociales.
  • El acoso contra migrantes mexicanos, los mensajes contra el Tratado y la falta de efectividad en los contactos mexicanos en la Casa Blanca hablan de la ineficacia del canciller Luis Videgaray Caso.

 

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Compartir