Trump, ¿la última esperanza blanca?

0
93

DR. JORGE A. BUSTAMANTE, EXPTE., COLEGIO DE LA FRONTERA NORTE

+La humanidad es nuestra verdadera nacionalidad. H.G. Wells

Durante todo el tiempo que duró su gestión como presidente fundador de El Colegio de la Frontera Norte, en Tijuana, al otro lado de la línea divisoria, en California, creció el conflicto racial que situó a ese estado en la vanguardia contra la inmigración latina, con la Proposición 187 como el summum de todo el rechazo.

Esta proposición legislativa «”informo a mis estimados lectores»” fue el platillo fuerte de las elecciones estatales californianas del año 1994, con Pete Wilson como gobernador comprometido con la iniciativa y, de hecho, los votantes la aprobaron para negar a los indocumentados, mayoritariamente mexicanos, todo servicio social, todo servicio médico y toda la educación pública, pero se cayó por invadir el ámbito federal correspondiente y porque el nuevo gobernador, Gray Davis, consideraba ese intento «el último jadeo de la América blanca en California».

Ante aquel escenario, nadie imaginaba que pronto California juraría defender a los inmigrantes contra su expulsión y donde la ciudadanía blanca apoyó aumentos de los salarios de las minorías raciales. Fueron 20 años de racismo en California, que hoy ha despertado en otros estados y pudiera prolongarse hasta el año 2050…, cuando la raza blanca sea menos de la mitad de la población estadunidense. Hay, pues, por delante, 33 años para que los Estados Unidos acepten esa inexorable realidad de las estadísticas demográficas»¦

«¦ A menos de que el señor Trump lograra sobreponerse a sí mismo, vencer sus tendencias psicológicas, aprender política, recomponer lo que ha sido su gobierno durante su primer mes en la Casa Blanca, insertar nuevas tendencias entre la población blanca para vencer la fertilidad latina, revertir las predicciones demográficas y recuperar la primacía blanca en todos los órdenes.

¿Considera usted posible, doctor Bustamante, un cambio de la magnitud arriba reseñada en un hombre de siete décadas de edad y con toda la historia que se conoce sobre este específico espécimen? Esto implicaría la urgencia de aplicar instrumentos de la ciencia moderna para intentar sacarle todos los demonios acumulados que carga, con la levísima esperanza de remontar todas las enemistades que sembró en sus 70 años de vida porque Trump es el prototipo de individuo que, como el árbol que crece torcido, jamás su rama endereza»¦ Y porque, además, sólo durante los períodos de la precampaña y la campaña, más este cortísimo lapso de un mes en la Presidencia, deben haber quintuplicado el número de enemigos con que llegó al momento cimero de su existencia.

 Tiene de su parte al porcentaje poblacional de los white calvinist anglosaxons provenientes del fondo mismo del éxodo que abandonó el continente europeo para poblar la América del Norte no conquistada o semiabandonada por españoles, ingleses y franceses, porque la estrategia fue acabar primero con las poblaciones indígenas para luego arreglarse, por las buenas o por las malas, con sus ex vecinos del viejo mundo. Ya no pensemos en que a Trump le espere una larga estancia en la Casa Blanca si sus obsesiones le siguen dominando; pensemos en el tiempo de vida útil que le queda y que está gastando en idioteces.

«¦ Aunque nuestro mundo actual está tan loco que Trump podría resultarnos un quelonio, por no considerarle digno de inmortalidad.

Esperemos que Diosito no esté tan enojado con nosotros»¦

Internet: m760531@hotmail.com 
Facebook: Leopoldo Mendívil
Twitter: @Lmendivil2015

Compartir