Pemex, exprimida y torturada

0
317

DR. JOSÉ ANTONIO MEADE, SECRETARIO DE HACIENDA:

+Pagando platos rotos. Refrán universal

De ninguna manera me gustaría verle a usted como a Pemex según el título de la presente entrega, pero como formo parte de los ilusos defensores de una empresa estatal a la que se le respetan su naturaleza, recursos y principios en vez de explotarla, me veo obligado a hacerle algunos planteamientos:

La actual administración paga hoy «”y debemos todos entenderlo así»” los platos rotos de la nacionalización petrolera desde el momento en que le hicieron perder la honrosa condición de patrimonio del pueblo para convertirla en el gran botín político durante las tres cuartas partes del último siglo. ¿Cuántos yacimientos de crudo y de gas «”que más bien desperdiciaron este último»” le exprimieron a esa empresa en tierra y mar, entre 1938 y 2014 sin jamás abatir la pobreza del pueblo desvalijado? ¡Es una empresa del Estado!, estoy seguro de que los millonarios beneficiados y los ilusos estatistas quisieran refutar. Sí, se  la endilgaron más que entregársela al Estado para que en su momento  cargara con los platos rotos y aquí estamos mirando unos, sufriendo otros, las consecuencias de todo ese fraude a la patria, con noticias como la de ayer:

«La firma calificadora Fitch Ratings aseguró que la carga fiscal a la que se somete a Petróleos Mexicanos la está llevando a la insolvencia.

«Explicó que la empresa se está endeudando para pagar la totalidad de los impuestos que le exige la Hacienda Pública.

«»¦ De acuerdo con el análisis de sensibilidad que los especialistas de Fitch realizaron a la empresa productiva de Estado, la petrolera «˜enfrenta una insolvencia derivada de una carga fiscal elevada, un paquete de medidas de apoyo ineficientes y un efecto de largo plazo por la reducción del capex»¦»™.

«Cambiar para que todo quede igual», nos recordaría don Giuseppe Tomasi di Lampedusa, con la pena de que él sí nos recordaría lo imposible de la última parte de su frase porque las medidas que pudieron evitar la última catástrofe de los precios llegaron tarde, ya que nadie antes ni siquiera intentó cerrar la cueva de Alí Babá.

Por fortuna, usted planteó oficialmente la situación en su visita a la Cámara de Diputados para entregar, a nombre del Presidente de la República, la iniciativa de Ley de Presupuesto de Ingresos y Egresos de la Federación 2017, pero en sustitución del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, cuyo cargo usted había asumido apenas el día anterior, por toda la historia conocida.

Pero ahora usted está ahí y los mozos de estribo que jamás faltan, y en este caso fueron más, intentarán llevar la cruz de donde ahora está y abandonarla en donde usted se encuentra, para facilitar la sustitución en una crucifixión pública»¦

Cada quien debe ser responsable de sus errores y sus pecados. Si no hay forma de refutar a Fitch Ratings en caso de alguna equivocación, refresquemos la memoria social sin retirar de usted ninguna responsabilidad que le toque cumplir como secretario de Hacienda actual, después de que el presupuesto, por cierto ya aprobado, fuera elaborado»¦ A usted, sin duda, le toca enmendar errores para reencarrilar al país.

Lograrlo sería la acción salvadora de todo el siglo actual para México»¦ 

Y sería no muy difícil detectar a quienes así no lo desearan.

 

Internet: m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Compartir