Videgaray, apoyo de Anaya

0
124

PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO:

 

+Hasta la supervivencia de una banda de ladrones necesita la lealtad recíproca. Antonio Genovesi

 

Imposible me resulta saber cuántos desencuentros habrán provocado del viernes a este lunes los dos primeros párrafos de la columna de Carlos Loret de Mola en El Universal sobre una… por lo menos extraña relación entre Luis Videgaray y Ricardo Anaya que me parece necesario reproducir:

«El día que renunció al gabinete el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, pedí una entrevista con el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya.

 

«Me parecía periodísticamente relevante sobre todo por la enorme cercanía de Anaya con Videgaray, y los poderes que le otorgó el secretario de Hacienda al dirigente partidista para constituirse dentro del PAN en ventanilla única de negociación del presupuesto, lo cual le daba una fortaleza enorme frente a gobernadores y legisladores, apuntalando así su aspiración presidencial»¦».

 

He releído varias veces lo anterior, pero en todas me ha  replicado, textual, cada palabra de la transcripción sobre un acuerdo entre dos precandidatos presidenciales, Videgaray, gran amigo de usted, su gran colaborador y hombre de gran poder que sin duda no se le desbarata aún; y Anaya, gran sorpresa política de hace apenas unos cuantos años, que lleva una carrera meteórica hacia su objetivo principal: la Presidencia de la República»¦

 

«¦ Y con esa clase de respaldos, pues necesario es considerarlo con toda seriedad una carta de gran fuerza para muchas más sorpresas.

 

Al menos a mí no me dio la imaginación para considerar lo revelado por Carlos, como tampoco me dio para no ser revolcado por la sorpresa que todos los mexicanos nos llevamos al enterarnos del plan que Videgaray le propuso a usted con Trump; imagino, ahora sí, como suya la propuesta de incluir a Hillary«¦

 

Ignoro, además, si usted estaba enterado de ese nivel de relación entre su titular de Hacienda «”dejémoslo de momento a ese nivel»” y el jerarca del partido más pertrechado, pese a todo, para competirle al PRI; y si lo estaba usted, sería importante saberlo para entender las razones de un empoderamiento así de don Luis a don Ricardo para competir por la candidatura presidencial del partido que él dirige en esta época tan importante y casi haber tenido ganada la propia Presidencia si se le conserva ese apoyo.

 

«¦ Porque es lógico suponer, Presidente, que si en este tiempo Anaya está apalancado para manejar todos los asuntos presupuestales arrebatados a los panistas que por ley son los gestores y administradores de esos presupuestos y él continuara negociándolos en campaña electoral, dígame usted por favor quién lo pararía para llegar a la Presidencia»¦

 

¿A cambio de qué habría concedido Videgaray ese poder metalegal a Anaya? Porque seguramente no se lo entregó motivado por un torrente de bondad franciscana o por nada más que su amistad y simpatía.

 

Cada día  don Luis Videgaray nos sigue regalando nuevas sorpresas vinculadas a su polifacética personalidad política y no sería posible, deseable ni honesto callar, como no lo hizo Carlos Loret de Mola al divulgarlo el viernes pasado. Fue un juego político de muy alto calibre el que don Luisrealizaba para beneficiar a un fuerte rival para el cargo que, además, él desde quién sabe cuánto tiempo se había fijado como su objetivo fundamental.

 

¿De qué grado puede considerarse una deslealtad  tan grave hacia usted; hacia el partido de su militancia, al gobierno en el que colaboró y al país en  final de cuentas?

 

¿O ya Videgaray había sepultado su proyecto por otro de color blanquiazul?…

 

¿O la jugada fue presidencial»¦ y prosigue?

 

m760531@hotmail.com;

Facebook: Leopoldo Mendívil;

Twitter: @Lmendivil2015

Compartir