LXIII Legislatura; ¡¿ni los priistas?!

0
174

DIPS. JAVIER BOLAÑOS AGUILAR Y MA. GUADALUPE MURGUà A GUTIÉRREZ, PRESIDENTES DE LA MESA DIRECTIVA:

+El debate es el único antídoto contra la manipulación de la opinión. Albert Jacquard

El nuevo período ordinario de sesiones en el Congreso de la Unión que arranca esta semana, será el escenario ideal para saber hasta dónde los legisladores están dispuestos a entrarle al debate de iniciativas tan polémicas como la de la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo, entre otras.

Pese a que ésta es promovida desde la Presidencia, algunos coordinadores parlamentarios -los del PRI, de entrada, ¡hasta dónde se ha llegado..!- parecieran no tener ni prisa ni interés en entrarle al tema, que tal como se vio en la mesa de debate con la que inauguró su nuevo espacio Joaquín López-Dóriga en Televisa, Si me dicen no vengo, está generando  mucho interés en algunos sectores de la sociedad.

La polémica fue tan significativa que provocó un fuerte movimiento en redes sociales, convirtiéndose esta discusión en trending topic durante más de siete horas después de haber concluido el programa.

Si a esto se agrega que un día antes y como parte de la nueva política editorial que impulsa la televisora, la propia Denise Maerker en su noticiario nocturno ya había abordado el tema, lo que también suscitó interés en la audiencia televisiva, es claro que la iniciativa relacionada con los matrimonios gay da para un amplio debate.

Falta muy poco para saber si el tema formará parte, o no, de la agenda legislativa, qué partidos son los que  terminen por impulsarla, cómo justificarán éstos una u otra medida. Y en el caso específico del PRI, en qué términos y bajó qué argumentos le van a decir no al Presidente de la República»¦

Mientras tanto, bienvenido el debate de éste y otros temas polémicos que ha comenzado a impulsar Televisa luego de anunciarse los cambios de imagen, logotipo,  conductores en sus espacios informativos y de manera sobresaliente su política editorial.

Ya casi sólo resta que el gobierno federal revise su política de comunicación a la luz de los resultados que hasta ahora ha obtenido, reflejados encuesta de opinión tras encuesta de opinión que se publica, como una crónica que mes tras mes ha ido dibujando la línea quebrada en descenso del gobierno en general y de la imagen presidencial en particular, totalmente contraria a lo ocurrido, durante todo el sexenio de Enrique Peña Nieto en el Estado de México, que lo llevó firme y directamente a la candidatura presidencial priista. Ahora el Jefe del Ejecutivo Federal ha tenido que tomar por sí mismo la iniciativa de insistir en que también existen las noticias buenas. Pues sí, pero éstas no llegan adecuadamente a la masa poblacional porque su promoción se limita a un comunicado de prensa y la mercadotecnia, o propaganda política como antes se conocía, en general brilla por su ausencia. ¿Para qué sirve el análisis de la comunicación? ¿Alguien asesora al Presidente sobre sus declaraciones en general? ¿Se analiza el efecto de las palabras presidenciales en las respuestas de la ciudadanía y de la opinión pública?

Y lo más importante:

¿Ha entendido la autoridad federal la transformación que ha experimentado el criterio público sobre lo que aquélla dice y hace, a la luz de los indiscutibles cambios democráticos que el país ha construido…?

m760531@hotmail.com
facebook: Leopoldo Mendívil
twitter: @Lmendivil2015

Compartir