Quien pierde la vergüenza, no sabe lo que gana…

0
201

DR. LORENZO CÓRDOBA VIANELLO, CONSEJERO PRESIDENTE DEL INE:

+Igual peca el que mata a la vaca, como el que le agarra la pata. Refrán mexicano

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque sea detestable, es imposible no pensar mal así a veces, como la semana pasada, cuando el informe anual de gestión dos mil quince del Instituto Nacional Electoral -que planea ampliar su sede a un costo de ¡mil cien millones de pesos!-, reveló que existe un contrato multianual para rentar mil noventa y seis automóviles para el mismo número de las subsedes que tiene en el país, a un costo anual de doscientos veintisiete y medio millones de pesos.

Si los comprara en efectivo y al contado, puesto que el dinero lo tiene, el gasto le resultaría  entre cuarenta  y seis  y cincuenta y tres por ciento más bajo. 

Si los hay en existencia rentar, obvio es que también los hay para compra y el INE recibe tanto presupuesto que cada año devuelve sobre quinientos millones al fisco… Podríamos pensar que este próximo fin de año, la institución electoral  se adornara con el incremento de cómo un 20 por ciento adicional a lo acostumbrado solo que, pensándolo más y mejor, el negocio que se ve venir arroja una comisión en verdad inmensa, un «buen negocio» por donde se le mire, pero ante las evidencias resulta imposible no recordar aquella frase que adorna como corona esta entrega, que  acuñada  décadas atrás «“más o menos por los tiempos de la afamada docena trágica-, por un funcionario público verdaderamente inspirado en el sentido de que:

Quien pierde la vergüenza, no sabe lo que gana»¦

 En cuanto al primer bien, pero inmueble, también citado allá arriba en el principio,  a como dé lugar sus colegas, los consejeros del INE  parecen decididos a no dejar ir la oportunidad de inaugurar antes de irse ninguno de ellos,  El Palacio de la Democracia y la Dignidad Electoral»¦ 

«Por más que intentan justificar el despilfarro que ejercen en sueldazos, instalaciones de lujo, renta de vehículos, bonos e infinidad de prestaciones de las que ningún otro mexicano goza, lo que realmente logran ustedes es mostrar su codicia y frivolidad, pero sobre todo su falta de solidaridad con México.

Es increíble que en momentos de incertidumbre económica como los que atraviesa el país, cuando se ha recortado el gasto público, se registra un masivo despido de trabajadores y las familias se aprietan el cinturón, los «demócratas» integrantes del Consejo General del INE se empeñen en estrenar instalaciones de lujo y diversión que costarán a los mexicanos la friolera de mil 200 millones de pesos (según el cálculo inicial, pero es casi seguro que en el camino se eleve el precio).

Es tal el cinismo de este grupo de burócratas privilegiados que para explicar su costosísimo capricho de la nueva sede del INE, conocida ya como Inelandia, mandaron a uno de sus empleados, Bogart Montiel, director ejecutivo de administración, a decir que «habrá áreas verdes con el objetivo de contribuir al medio ambiente, a no separarnos de las cualidades que hoy tiene esta zona; habrá áreas deportivas, que lo que impulsan es la pausa activa, pausa activa como concepto de administración de recursos humanos que contribuye a menores niveles de estrés».

Ante tal desfachatez, uno se preguntaría: y los ciudadanos cómo le hacemos para bajar el estrés que genera la difícil situación económica del país, pero sobre todo, la indignación que nos provoca la ambición y desvergüenza de los cancerberos de la democracia, que además planean gastar 228 millones de pesos, sólo para rentar automóviles que, según advierte su propia contraloría, saldría menos caro, comprarlos.

Así de «sencillitos» son nuestros consejeros electorales.

Así de mexicanos son ustedes»¦

 
m760531@hotmail.com
facebook: Leopoldo Mendívil
twitter: @Lmendivil2015