Felipe Calderón-Margarita Zavala. De otro modo, lo mismo

0
201

A trompicones y a empujones, con retos y provocaciones, a la manera muy conocida del ex presidente Felipe Calderón –el ex presidente cruel–, la señora Margarita Zavala de Calderón quiere ser candidata panista a la presidencia de México en 2018, y ya comenzó su jaleo. 

Para empezar lanzó su cuarto a espadas desde el 14 de junio de 2015 cuando dijo que sí quería ser candidata panista; luego, cuando la cosa se puso en confronta, dijo que si no iba por Partido Acción Nacional (PAN) podría ir como independiente; luego reculó y dice que no: que siempre a través de su partido-conservador»¦

«¦. Y ya comenzó a utilizar sus viejas conexiones mediáticas para retar a sus contrincantes políticos externos (Andrés Manuel López Obrador-Morena) y para descalificar a sus adversarios internos, como Ricardo Anaya el líder nacional panista y, de alguna manera, artífice de los triunfos electorales que derechizaron a parte del país el 5 de junio pasado. 

La ex alumna y ex maestra del clerical Colegio Asunción, abogada por la Escuela Libre de Derecho y panista histórica dice que tiene derecho a aspirar a gobernar al país. Cierto: está muy en su derecho, como cada uno de los mexicanos, en democracia. Y sabe de qué se trata porque fue la primera dama de México de 2006 a 2012; así que, de grado o por fuerza, fue testigo-silencioso del aquelarre aquel en el que comenzó a incendiarse el país»¦ 

Y le pesa la sombra de su marido y por lo mismo a cada paso sale en su defensa, aunque dice que su aspiración política es ajena a aquella historia y que ella construye su propio camino. 

Pero nada, que al verla, a los mexicanos se nos viene encima el recuerdo de aquel periodo sangriento;  aquellos días en los que comenzó esta tragedia mexicana: la de la confrontación violenta y mortal. Antes que gobierno, la guerra; miles de muertos entonces; miles de errores e injusticias, ocultos en el cinismo de «los daños colaterales»»¦

«¦ Porque sí; el gobierno de Felipe Calderón fue un periodo en el que el cinismo fue estilo de gobernar, una forma de ni ver ni oír como regla de autodefensa: insolencia y crueldad, venganzas y rencores: aquello fue el 2006-2012 mexicanos»¦ Lo que sigue es parte de la historia, pero es otro capítulo que ya revisamos paso a paso»¦ Y sin embargo para la aspirante a candidata presidencial panista aquel periodo fue ejemplar: 

«En unos años se crea un Seguro Popular «“dice- y se logra que antes 7 de cada 10 niños morían de leucemia y al final es al revés; más de 20 mil kilómetros de carreteras; reformas al sistema judicial; derechos humanos; en seguridad me parece que fue respondiéndose; infraestructura, salud, desarrollo, todo en medio de una crisis que tuvo que enfrentarse. El fortalecimiento de instituciones de seguridad; la economía se fortaleció y la inflación fue a la baja»¦»

Es decir que, el gobierno del señor Felipe Calderón fue ejemplar»¦ aunque, por lo mismo, su partido perdió las elecciones en 2012 y, por lo mismo, la presidencia del país»¦ ¿por qué sería? 

Dice que no es testigo de que su marido se diera al alcohol con fruición; que no fue testigo de los acontecimientos extremadamente trágicos en los que «˜se dice»™ que se bañó aquel gobierno; que no entiende todo aquello como un gobierno fallido. O sea, «˜ni vio ni oyó»™ lo inconveniente. 

Pues eso: El peligro radica en que si aquel fue, para ella, un gobierno ejemplar, seguramente  repetirá «˜de otro modo, lo mismo»™ y ese debe ser un alerta de alto riesgo para todos. 

Su marido Felipe Calderón Hinojosa «“que de hecho maneja su pre campaña panista–, sabe de triquiñuelas, de engaños, de mentiras y de traiciones; de venganzas y rencores. Y esa historia habrá de repetirse porque ella por muy independiente que se diga, responde a esa escuela de gobierno, la del impulso, la de la confrontación, la del cinismo, pues»¦ 

Y sí, sí tiene derecho a aspirar a ser presidenta de México; como nosotros «“millones- tenemos derecho democrático a recordar y decir no a la vieja historia del principio: la de tragedia mexicana. 

@joelhsantiago

Compartir