La soga se estrecha…

0
110

PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO:

+Técnicamente no cometí un crimen, una ofensa punible
Richard Nixon

Cuando al Presidente le va mal, al país le va mal y de eso tenemos una gran experiencia los mexicanos.

    Entonces, presidente Peña, egoístamente quizá, le digo que ya los mexicanos  tuvimos suficiente con la experiencia hasta este día acumulada y no queremos que la soga se estreche más, no nos queremos ver ahí dentro»¦

«¦ Sobre todo, Presidente, porque la mayoría casi absoluta de la población del país no tiene culpa alguna de nada de lo que hoy sucede; y en gran medida sucede por la culpa de otro presidente, su inmediato antecesor, Felipe Calderón, que fue quien prendió todas esas hogueras que queman en diversas partes del país a muchos deudos y a otros inocentes mientras él goza su vida principesca y poco quizá le molesta ya que la gente lo abomine. Pero mírese en ese espejo, presidente Peña; sienta durante un solo segundo algo de lo que en muchas partes del país millones al mismo compás piensan y dicen de él…

¿Quiere usted que así sea su vida después de la Presidencia?

¿Por qué si esto  jamás sucedió cuando era usted gobernador del Estado de México, está ocurriendo ahora que es el Presidente de la República? No hay mal humor sólo por la cuestión económica; el ánimo está caído también por  otras razones;  hay un mal ambiente por hechos que afectan, más allá de los bolsillos, al sentimiento nacional de los mexicanos. Es mucho  el mal humor social que ha provocado el caso Iguala. Sí, Presidente, espero no molestarle mucho que le escriba de ese asunto, pero también es mi deber informarle a usted de lo que sucede fuera de Los Pinos. La gente se encuentra hastiada de comer mentira tras mentira en relación a ese drama y por el daño que al país le han provocado esas mentiras allá también, en el exterior, no sólo de una, sino de las dos partes en pugna.

Y naturalmente, todo eso ha dado pábulo a muchas especulaciones que cada vez se agravan más y que, se lo debo decir, cada vez también se acercan más a usted.

Por ejemplo, Tomás Canto fue alto funcionario de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México durante su gobierno; es, por tanto, gente de su equipo. ¿Qué tanto y por qué Canto parece haber estado enredando el caso en protección de alguien o de algo? Y hay quienes miran hacia usted: ¿Por qué Canto no renuncia? ¿Quién lo protege? Y cada vez más piensan en usted por las mismas razones de que siempre el Presidente de la República es el hombre más querido o el más repudiado, dependiendo qué se le agradece o qué se le reclama.

El caso Iguala tiene demasiado aspectos inconvenientes para quienes están involucrados en él, pero ninguno más peligroso que la heroína guerrerense y el gran mercado que está alcanzando. Muchos la pelean y muchos también apoyan a uno o a otro de los cárteles en pugna; y el asunto trasciende la frontera norte del país»¦. ¿Quién está frenando la investigación y por qué?

La gente no es tonta y su humor, bueno o malo, es importante. Bien sabe usted que cada día es más claridosa por estar más informada.

Hay criterios que se generalizan con gran rapidez provocando mucho daño.

No permita, Presidente, que ese criterio específico cunda. No permita que esa bola crezca más»¦

m760531@hotmail.com
facebook: Leopoldo Mendívil
twitter: @Lmendivil2015

Compartir