Van por los tranviarios

0
189

Capital Político

Se tambalea el liderazgo histórico de Benito Bahena al frente del sindicato

Entre grillas internas y externas, el liderazgo histórico de Benito Bahena al frente de la Alianza de Tranviarios de México, sindicato que agrupa a los trabajadores del transporte eléctrico de la capital, se tambalea de fea forma.

Primero porque Bahena, veterano líder que ha mantenido una alianza histórica con el PRD “”claro, después de haberle servido mucho tiempo al PRI””, se pronunció abiertamente por apoyar el movimiento de Andrés Manuel López Obrador rumbo a 2018, pero pasando por 2016.

Es decir, como Bahena ya dijo que en las próximas elecciones para la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México la Alianza de Tranviarios irá con Morena, pues ya firmó su sentencia no tanto con el gobierno de la capital, sino con el PRD.

No tiene mucho que Darlene Rojas, titular de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la capital, le otorgó a don Benito la “toma de nota” que lo ratifica un periodo más al frente de su sindicato, pero entre los perredistas eso no cayó muy bien.

Del interior del sol azteca presionan a Darlene para que meta reversa a su decisión y, por supuesto, bastaría con que la funcionaria recibiera la indicación de los altos mandos para que jurídicamente revirtiera el proceso; los abogados dicen que se puede hacer sin problemas.

El asunto es que la dirigencia perredista quiere aprovechar la situación para cobrar una doble venganza: primero contra Bahena y sus nuevos aliados, Martí Batres y Arnulfo Cravioto, pero también contra el polémico Jesús Valencia, exdiputado de Iztapalapa.

Y es que la presidenta de la JLCA es nada menos que su esposa, y dicen que desde el Sistema de Transportes Eléctricos buscan presionar al buen Jesús para que, de una vez y por todas, haga un deslinde público de Marcelo Ebrard y asunto concluido.

Los perredistas necesitan de todos sus agremiados para hacer frente al proceso electoral del próximo 5 de junio y los quieren amarrar a como dé lugar. En el caso de Valencia, le están ofreciendo estructura en la Procuraduría Social, pero sólo en caso de que gane el PRD en el Constituyente.

Por su parte, los morenos quieren aprovechar el tema de la Alianza de Tranviarios para darle otro llegue al secretario de Movilidad, Héctor Serrano, pues le quieren tumbar a Eduardo Venadero al frente de Transportes Eléctricos, cosa que se ve muy difícil.

Morena quiere presionar, una vez más, a Miguel à ngel Mancera con ese tema para fastidiar a Serrano, pero les puede salir cola, ya que tanto Batres como Cravioto, las dos cabezas visibles de la estrategia, son viejos conocidos del secretario de Movilidad y, por lo tanto, son frágiles.

La razón es que, cuando fue secretario de Gobierno del entonces DF, don Héctor tuvo oportunidad de armar varios expedientes negros de mucha gente, entre ellos este par que carga con una larga cola que les pisen.

Ya no falta tanto para que ambos tengan que enfrentar el escarnio público y no podrán alegar complot o venganza, porque sus fechorías están documentadas.

En el caso de Bahena, es mejor que recule o se tendrá que atener a las consecuencias.

CENTAVITOS”¦ Sólo faltan unos cuantos días para que la ALDF inaugure su primer periodo legislativo de 2016, y es hora que no se conoce aún la agenda de los partidos, que deberá ser intensa antes de que se elija al Constituyente y los diputados locales pasen a segundo término de aquí hasta 2017.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here