Andrés Manuel, el aviador

0
161

Capital Político

Ignorante como es, no sabe que ese avión no se puede vender porque no se ha pagado

Andrés Manuel López Obradorfue obligado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a bajar un spot en el que no sólo criticaba al presidente Enrique Pena Nieto por la compra del avión presidencial, sino que ofrecía venderlo si «el pueblo» lo apoyaba para llegar a Los Pinos en 2018.

Los magistrados consideraron que El Peje utilizó el tiempo oficial de su partido para autopromocionarse como aspirante presidencial, por lo cual le dijeron que se despidiera de ese spot en particular.

Claro que López Obrador bateó esa pelota que el TEPJF le puso para victimizarse y de inmediato se puso a chillar porque la mafia del poder lo quiere borrar de la pantalla.

A sabiendas de que sus incondicionales se iban a rasgar junto con él las vestiduras, más rápido que de inmediato sacó en redes un nuevo spot «más duro que el anterior», en el que criticó no sólo a Peña Nieto, sino a la Policía Federal y hasta al Ejército por la adquisición de aeronaves.

Ignorante como es, Andrés Manuel no sabe «”lo mismo que sus seguidores»” que ese avión no se puede vender por la sencilla razón de que no se ha pagado, pues está bajo un contrato de arrendamiento para ser liquidado en varias parcialidades.

Y como no es de la Presidencia de la República, pues el aparato no se puede vender; se podría intentar cancelar el contrato que, por cierto, firmó el expresidente Felipe Calderón «”quien fue el comprador»”, pero la sanción sería mayor al compromiso de deuda.

Además, en su locura, El Peje no repara en que no puede estar insultando a las Fuerzas Armadas, pues se supone que con ellas tendría que gobernar si se le concediera el milagro de ganar en 2018.

Pero lo que es una auténtica joya en el rollo mareador de Andrés Manuel es afirmar que el Presidente de la República no tiene vergüenza al viajar en un lujoso avión, junto con su esposa Angélica Rivera, mientras el pueblo se muere de hambre.

Pues el tabasqueño debe entender que Peña Nieto tiene que chambear también fuera del país y que en muchos lugares el protocolo exige la presencia de la primera dama, no así en el caso del líder de Morena, que más seguido de lo que se cree se hace acompañar de su esposa, Beatriz Gutiérrez.

Basta ver las fotos que en todos los lugares le toma César Yáñez, su vocero, que ahora funge como su fotógrafo particular.

Lo mismo en cualquier estado de la República que en lugares tan lejanos como Roma o París, la señora de El Peje posa para la lente de Yáñez, y nadie sabe «”ahí sí»” quién paga los gastos de Andrés Manuel, su comitiva y familia.

Así que primero debe dejar de seguir succionando el dinero de los pobres para sus gustos y después hablar de lo que incluso ignora.

CENTAVITOS…Primero fue la disputa por los terrenos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y ayer por la cancelación de la ampliación del Metro hasta Chalco, pero al parecer la luna de miel entre el presidente Peña Nieto y el jefe de Gobierno, Miguel à ngel Mancera, llegó a su fin. Porque los dos gobiernos se están dando jaloneos bastante fuertes y no en pláticas de café, sino públicamente. Quizá ese distanciamiento se deba a las próximas elecciones, pero de que se nota, se nota.

Compartir