Desata PRD guerra interna

0
92

Capital Político

Parece que los perredistas no entendieron el mensaje que recibieron en 2015 en las urnas

Interesante toma y daca se desató en el PRD, luego de la minicumbre que un grupo de notables perredistas organizó el lunes en un hotel capitalino para mostrar su fuerza ante las elecciones internas y externas que se avecinan en ese partido.

Encabezados por Héctor Serrano, dirigentes como Víctor Hugo Romo, Raúl Flores y Julio César El Nenuco Moreno, entre otros, se dejaron ver en público, lo que suponía el inicio de la ruta hacia la renovación del partido en el DF.

Sobre todo porque estuvieron presentes Flores, quien es el actual dirigente, y El Nenuco, que aspira a ser el próximo, capitaneados por el secretario de Movilidad en su calidad de director de la orquesta, pues aún conserva la batuta que le dio el jefe de Gobierno.

Con toda intención dejaron ver que ése es el grupo compacto que quiere tomar las decisiones, y dejaron fuera a compañeros que han discrepado de ellos como Víctor Hugo Lobo, Jesús Valencia, Carlos Augusto Morales y René Bejarano, entre otros.

El grupo de notables calcula que en la próxima reunión del Consejo Estatal del PRD capitalino sumará el apoyo de sus aliados para llegar a los dos tercios de los votos, que es el mínimo requerido para hacerse la toma de decisiones.

Y a lo mejor lo logran, pero su intentona de excluir a los demás ha provocado que los disidentes, otrora rivales en el territorio, se unan entre ellos con tal de arrebatarles el tercio que les hace falta y evitar no sólo la plancha, sino modificar el reparto.

Ayer mismo se reunieron algunos y ya preparan una reunión «”probablemente para el próximo domingo»” a fin de cerrar filas y darle un dolor de cabeza a los notables, que tal vez sin querer acrecentaron la evidente división al interior del sol azteca capitalino.

Parece que los perredistas no entendieron el mensaje que recibieron el año pasado en las urnas, donde los capitalinos decidieron quitarles la mayoría en la Asamblea Legislativa y probar otra opción de gobierno en 10 de las 16 delegaciones políticas de la ciudad.

Cuando más unidos e incluyentes deberían ser, deciden tensar la liga en una acción inmediatista, que muy caro podría costarles en 2018, pues a dos años de distancia ya se fueron al segundo lugar en todas las encuestas.

El peso de las canicas de cada grupo se reflejará en el próximo Consejo Estatal, si es que se lleva a cabo pronto porque tiene que ser convocado por la actual mesa directiva.

Y da la casualidad que de los cinco elementos que integran esa mesa, dos le reportan a Lobo, uno a Valencia (ADN), uno a Carlos Augusto Morales y otro a Bejarano«¦ justo los que no fueron requeridos a la minicumbre de notables.

Mientras el PRD se desgreña al interior, la oposición sonríe de oreja a oreja.

CENTAVITOS»¦Aunque no se asuma como panista, la delegada Xóchitl Gálvez debe dar la cara por lo que generaron los exjefes delegacionales de su partido en Miguel Hidalgo, quienes dejaron crecer un laudo laboral por despido de un extrabajador, al que luego de varios años se le deben 4.5 millones de pesos.

En el asunto quisieron involucrar al exdelegado perredista Víctor Romo, filtrando, incluso, que podría ser desaforado, pero en la Suprema Corte nada saben de esa versión, así que si Xóchitl quería ser delegada, debe resolver ese asunto y no querer salpicar a los demás.

Compartir