¿A qué le teme «El Chapo» Guzmán?

0
90

Cadena de mando

No solamente para Joaquín Guzmán Loera, sino para cualquier delincuente que sea buscado por la justicia estadunidense, vivir el proceso legal en una cárcel de ese país es lo peor que pueda sucederles.

La extradición es el principal miedo del narcotraficante que más le ha costado al gobierno de México desde hace casi 20 años.

Las buenas conciencias mexicanas se desgarran las vestiduras con la petición de que se vaya de México y que no vuelva. Los procesos de extradición generan siempre resistencias que causan daños a los países que, como México, tienen esos acuerdos con Estados Unidos.

El análisis recomendable es quiénes y cómo operan a favor de que los delincuentes no sean extraditados. El caso colombiano tuvo en su momento una amnistía por parte de todos los «peces grandes» con tal de echar atrás el proceso.

Por eso esta semana me llamó mucho la atención la visita en México del coronel (retirado) Luis Alfonso Plazas Vegas, a quien en Colombia unos lo ven como héroe y otros como criminal «”en el caso de los militares las reacciones siempre serán en este tenor»” y quien vivió una historia personal terrible, debido a que la abogada colombiana à ngela Buitrago «”quien hoy dirige al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para el caso Ayotzinapa»” fue la fiscal que lo metió a la cárcel, aun demostrado a partir de mediados de diciembre de 2015 que todas las pruebas presentadas contra el coronel colombiano, así como los testigos, eran falsas. Aun así, estuvo ocho años preso.

à ngela Buitrago es la «experta» de la CIDH que insiste en interrogar a los soldados del 27 de infantería con sede en Iguala. Por su parte Plazas Vega fue uno de los militares y después jefe de la oficina de narcóticos de Colombia, quien en ese entonces apoyaba los procesos de extradición de los altos capos de la droga de ese país latino.

Sin comprar pleitos ajenos, deberían de presentarle al Chapo a la abogada Buitrago.

Ella sabe cómo generar campañas contra la extradición y los militares.

Aunque no sé si se necesite más detracción contra soldados y marinos, lo que sí es un hecho son tres aspectos:

El primero, la extradición será lo último que El Chapo quiera.

Segundo, hasta dónde llegará la presión para no extraditarlo.

Tercero, tenemos una «experta» colombiana que es conocida por su aversión a los militares, siendo capaz hasta de inventar pruebas y testigos.

Cabo de Guardia

¿Hay dudas de quién recapturó al Chapo Guzmán?

¿»¦?

Ah, pensé que sí.

 

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola

Compartir