Kate y Sean

0
111

Crónica Confidencial

MTRA. ARELY GÓMEZ,
PROCURADORA GENERAL DE LA REPÚBLICA:

+La prensa es la artillería
de la libertad

Hans Christian Andersen

 

¿Cuál periodista considera usted que se hubiera negado a tener una entrevista exclusiva con El Chapo Guzmán?

Ninguno, ¿verdad?

Entrevistas de esa magnitud son nuestras grandes medallas profesionales y el único que ha tenido una en México fue Julio Scherer García con El Mayo Zambada; y aunque algunos se lo criticaron, Julio hizo lo que profesionalmente procedía y nadie llegó a sugerir la barbaridad de que se le sometiera a algún procedimiento legal.

Y mire usted, un actor cinematográfico de la estatura de Sean Penn, que no cobra «”así lo escribió»” por los trabajos periodísticos que realiza, resultó premiado con la medalla de una entrevista cuyos efectos, estoy seguro, van a trascender mucho más de lo que imaginamos y pronto comenzaré a escribir por qué.

¿Y por qué razón ese actor hizo ese trabajo periodístico? Pues porque ya encarrerado el ratón»¦ El Chapo andaba con la idea de verse representado por alguien de esa magnitud en la película de su vida. ¿Hizo mal Penn por asumir en la vida real el papel de un periodista? ¿Se hizo acreedor por ello a una acción legal, y además penal? Quizá por suplantación de profesión, pero al menos en México no existe legislación que se pueda aplicar a un caso como éste.

Bueno»¦ ¿y realizar un filme biográfico no considera usted que es la calca, en otro medio, de lo que hicieron Scherer y ahora Penn? ¿Quién puede realizar tal clase de filme? Alguien perteneciente al mundo del cine, ¿no? En México o en el extranjero. Kate del Castillo pertenece a ese mundo, aquí y en Estados Unidos y tenía las posibilidades de hacer contacto con El Chapo. Lo hizo y la jugada parecía haberle salido bien; y podría continuar el proyecto si los abogados del Chapo mantienen el proyecto del filme y aportan los recursos económicos. ¿Ve usted, procuradora Gómez, algún impedimento para eso? ¿Apología de un delincuente? Podría ser, quizás, desconozco los alcances de esa figura penal, pero al menos hasta este nivel de las negociaciones no parecerían existir los elementos suficientes para proceder contra la actriz, hoy también productora en ciernes»¦ aquí en México. En Estados Unidos hay una ley que Kate, ciudadana estadunidense, violó de no hacer negocios con gente como El Chapo. Ya sabremos en qué reviente eso, si queda en una ingención fallida o si ya hay dólares de por medio»¦

Habrá que ver todo esto, procuradora, a la luz de lo que permite y hasta dónde lo permite nuestra legislación, dado el amplio respeto constitucional que por fortuna existe en México para la libertad de expresión, de pensamiento y, consecuentemente, de prensa. Y si consideramos el gran número de películas acervamente críticas de la vida política que se han producido aquí, incluso con recursos económicos públicos, administrados por el recién fallecido Conaculta, veríamos que no existe mucho margen para actuar contra doña Kate, como tampoco para don Sean, más allá de fincarle a éste una multa por haber entrado al país como turista, seguramente, y luego ponerse a trabajar de periodista»¦

En fin, espero que no comencemos a tirar palos de ciego cuando la temporada de piñatas ya terminó, procuradora. Tarde o temprano se va a filmar una película sobre el chapo, sea bajo los auspicios de Kate del Castillo y asociados o por otros diferentes. Si ya de Pablo Escobar Gaviria, el supernarco colombiano, hay al menos un libro, una película y una serie de televisión, ¿nos debe sorprender la ambición del Chapo?

Ya suficientemente caro le salió su intento de trascender por la vía cinematográfica si, como ha informado usted, su encuentro con Kate sirvió a sus agentes, procuradora, para llegar una vez más hasta El Chapo»¦

 

lmendivil@delfos.com.mx
m760531@hotmail.com

Compartir