Monreal deja atrás a los morenos

0
68

Capital Político

Su historia fue un churro fumado, pero le dio reflectores…

Mientras el resto de los delegados morenos están dormidos en sus laureles, quien ya se les fue a la punta desde hacer rato es el titular en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal à vila, que la próxima semana harán pirotecnia con su informe de 100 días de gobierno.

Al zacatecano le encanta «”y sabe»” el asunto mediático, pues está claro que desde que llegó se la ha pasado nadando de muertito, pero que su cabeza le da lo suficiente para inventar temas estridentes.

Eso de festejar en grande que llega a sus primeros 100 días al frente de la demarcación, no es casualidad. Los grandes teóricos de la sociología política afirman que un gobierno tiene exactamente ese tiempo para impactar en la percepción de sus gobernados.

Ese es el tiempo suficiente para que los ciudadanos sepan qué esperar y qué no de quien los gobierna y, aunque con Monreal no se sabe en realidad el camino, es obvio que ha tenido la suficiente habilidad para hacer como que trabaja.

Hay que recordar que inició muy agresivo desde antes de tomar posesión de su cargo, denunciando corruptelas, amenazando con meter a la cárcel a su antecesor, Alejandro El Potrillo Fernández, y despachando en la plaza en un escritorio y una silla de plástico.

Después dijo que en su oficina se había hallado equipo de espionaje, que resultó que eran un par de cámaras de video del año de la canica que ni siquiera estaban conectadas, pero llamó la atención.

Los trucos no se le agotaron tan fácil y más tarde se armó un cuento chino de que a su oficina había llegado un paquete con casi dos millones de pesos, «producto del entre» que los malosos acostumbraban dar al jefe delegacional.

Su historia fue un churro fumado, pero le dio reflectores y consiguió lo que se propuso desde el principio: llamar la atención de Miguel à ngel Mancera, quien comisionó a Héctor Serrano para atender las necesidades del zacatecano.

La estrategia le dio resultado y, de los delegados de Morena «”incluso de muchos perredistas»”, fue el que mejor tajada consiguió en materia de presupuesto para este 2016.

A cambio de todo ese apoyo le bajó a su estridencia y dejó de hablar de meter a la cárcel a El Potrillo y sus secuaces, logrando con ello posicionarse como el más viable pejista para pelear en 2018 la Jefatura de Gobierno del DF.

A estas alturas, Monreal es inmune a los ataques y las críticas por tener en su gabinete a verdaderos pillos como Nico, el corrupto exchofer de Andrés Manuel López Obrador, o a ninis y punketos manejando el área de Educación en Cuauhtémoc.

Ese es el delegado en Cuauhtémoc, que el próximo martes rendirá el informe de sus primeros 100 días y muy interesante será escuchar qué es lo que tiene que presumir en materia de gobierno, no en escándalos.

CENTAVITOS«¦ Si los diputados perredistas de la ALDF resultaron agachones, los federales de ese partido salieron peor, pues ellos, que no tienen vela en el entierro, fueron notificados por la secretaria particular de Héctor Serrano que también ellos tendrán que ir hoy a la oficina de Hiram Almeida a besar la mano del jefe de Policía y aguantar un rollo sobre el cuestionadísimo Reglamento de Tránsito que ya se le hizo bolas al gobierno. Hay que ver quiénes atienden la orden.

Compartir