17 de Noviembre de 2015

0
167

Los Pinos 2018: La silla embrujada

 

Los suspirantes:

  • Los problemas políticos en el PRI le están exigiendo a Manlio Fabio Beltrones mayor esfuerzo para evitar derrotas en el 2016. Su principal problema será que el presidente Peña Nieto y otros presidenciables se meta en la designación de candidatos.
  • El secretario de Educación, Aurelio Nuño, quiere vender la reforma educativa en materia de evaluación como su carta de ascenso a las ligas mayores; si bien no le da posicionamiento como presidenciable real, cuando menos sí espacio mediático.
  • Gustavo Maderopareció ya haber perdido todas las oportunidades para colocarse en el 2018, aunque en el fondo no pierde las esperanzas. En la destrucción de sus espacios se puede ver la mano de Felipe Calderón, quien sólo ejerce su derecho a la venganza.
  • Sin propuestas de fondo, López Obrador ha aprovechado muy bien los espacios mediáticos con propuestas como una alternativa al nuevo aeropuerto. Lo importante no es que su proyecto sea patito, lo importante es que ha estado en primeras planas y noticieros.

 

Los partidos:

  • La llegada de Agustín Basave a la dirección del PRD no resolvió problemas; Los Chuchos no le sueltan nada del partido.
  • El reparto de candidaturas va a abrir fisuras en el PRI porque se darán en función de presidenciables y no de ganar elecciones.
  • Morena es sólo López Obrador, como partido se está fracturando antes de las elecciones presidenciales.

 

Las claves:

  • El PIB del 2016 será clave en las doce votaciones de gobernadores.
  • Y las gubernaturas perfilarán el pole de salida del 2018.
  • La alianza PAN-PRD en gubernaturas 2016 será vital para 2018.
  • Los independientes necesitarán de estructura o se apagarán.

 

Suben:

  • Ricardo Anaya.
  • Aurelio Nuño.
  • López Obrador.

 

Bajan:

  • Gustavo Madero.
  • José Antonio Meade.
  • Jaime Rodríguez El Bronco.

 

La silla embrujada:

Aunque lo consideraron un loco, en el fondo Agustín de Iturbide tenía una estrategia diseñada por los criollos para pasar a la Nueva España de una colonia a un reino propio aliado a la figura del rey Fernando VII. El problema fue que Iturbide no supo vender la idea del Imperio porque hacia 1822 no había en la Nueva España un pensamiento político republicano o federalista; inclusive, varios de los federalistas de la Constitución de 1824 fueron diputados a las Cortes de Cádiz de 1810-1812.

El periodista progresista Carlos María de Bustamante, que se opuso al Imperio y fue encarcelado en San Juan de Ulúa, se encontró en una ocasión con Iturbide en Puebla y le dijo que había equivocado el camino: en lugar de auto proclamarse emperador, debió haber llevado al país a un debate que concluyera con esa salida imperial.

Los ilusos del Imperio de Iturbide, como les llamó la escritora Rosa Beltrán, radicalizaron el debate político y llevaron a mirar la revolución americana y la fundación de EE.UU. con sus instituciones federalistas.

 

CUENTA REGRESIVA:

 

Faltan 2 años, 7 meses y 14 días para las elecciones presidenciales.