La Jornada Maya

0
129

Se fundó La Jornada Maya en Yucatán buscando ser Peninsular ¿Será dura la competencia?

1. El periódico «La Jornada» nacional o de la ciudad de México publicó que hoy lunes apareció el primer número de La Jornada Maya en Mérida; se escribe que tendrá unas páginas elaboradas en Yucatán y tendrá en el centro La Jornada Nacional. Recuerdo que hace unos 15 años se fundó el «Financiero» en Mérida, mismo en que colaboré varias semanas, pero al poco tiempo desapareció. Pero La Jornada Maya sería el décimo periódico regional en el país y seguramente se mantendrá. En Yucatán se lee poco porque el 80 por ciento de la población de dos millones de habitantes apenas le alcanza el dinero para mal vivir; la radio y la TV abierta son más baratas.

2. He observado que en cada uno de los estados de Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, hay de 10 a 20 periódicos pero ninguno de ellos posee los años, el peso y el número de ejemplares editados que tiene el Diario de Yucatán cuyas raíces se encuentran en 1867, llegan al siglo XX y luego de consolidan a partir de 1925. Este periódico de hacendados, de liberales, del clero, ejerció un monopolio total hasta la década de los noventa levemente interrumpido por el gobiernista-priísta Diario del Sureste en 1931-33, por el Diario Novedades en 1965 y por el diario Por Esto! «“que sí ha representado mayor competencia a partir de 1991.

3. Los medios de información siempre compiten entre sí de manera abierta buscando tener la mayor clientela posible; pero no todos compiten por tener una audiencia en cantidad, porque muchos prefieren la calidad de su público. La televisión por ejemplo es vista por el 95 por ciento de las familias mexicanas, la radio quizá escuchada por el 50 por ciento y la prensa escrita por el tres por ciento de los mexicanos; sin embargo es obvio que quienes leen los periódicos y revistas especializadas es un minoría, pero son los que mayor poder políticos, económico y académico representan en el sistema.

4. Diario de Yucatán, clerical panista, al parecer distribuye 40 mil ejemplares al día; el Por Esto!, al servicio del gobierno del PRI, entrega unos 25 mil, pero llevan ya muchas décadas abarcando la Península vendiendo cientos de ejemplares. Sin embargo el diario que más edita y más vende es el «De a Peso», quizá unos 70 mil ejemplares de a tres pesos llenos de sexo, droga, nota roja y de fotografías más espectaculares. Va tan avanzado el estado de Yucatán en este tipo de cultura del sexo y la droga, que el mismo Diario de Yucatán, con todo y su clericalismo santiguado o persignado, para competir, fundó su periódico «Al Chile».

5. La Jornada Maya es un periódico de centro-izquierda que competiría con un diario de sexo, droga y nota roja, con un periódico panista-clerical y otro priísta, también clerical. Hay tres periódicos más que venden poquitos ejemplares: «La Verdad», Novedades y Tribuna de Campeche. Quizá La Jornada Maya no aspire a competir con los otros periódicos del estado y busque colocarse positivamente dentro del medio universitario y profesional, pero para ello tiene que hacer investigación independiente, misma que no podrán hacer las derechas del PAN y del PRI. Por ello es indiscutible la presencia de la experiencia investigativa de La Jornada.

6. La Jornada nacional la he leído desde su fundación en 1984, cuando yo escribía en el Unomásuno bajo la dirección de Becerra Acosta, después de que me corrieron de Excélsior en 1977; en 1985 ingresé al Diario de Yucatán hasta que 10 años después «“por mi activismo en el EZLN»“ prescindieron de mis artículos. Luego estuve en el Por Esto!, en el Financiero, el Mundo al día, Tribuna, y para que no me sigan corriendo y obtener libertad total, he preferido estar en las redes de Internet y en tribunas muy diversas como Rebelión, Aporrea, Kaosenlared, Latinpress, Mexileaks, Argenpress, Zenzontle, etcétera.

7. He buscado en varios puestos el primer número de La Jornada Maya; quiero suscribirme al diario pero al parecer su aparato de publicidad no se ha echado a andar. Será un periódico diferente en el estado y espero que se distribuya bien. No quiero adelantar juicios, pero El Financiero de Yucatán a finales de siglo fue parte de mi experiencia con el muy destacado investigador de la revista Proceso Jenaro Villamil que tuvo la atención en aquel diario. ¿Ayudará La Jornada con su información a cambiar la conciencia derechista que ha predominado en el estado, por lo menos desde el siglo XIX?

 

https://pedroecheverriav.wordpress.com
alterar@gmail.com