Calderón y sus mujeres…

0
186

Crónica Confidencial

LICENCIADO FELIPE CALDERÓN:

+Quien ha cometido un error y no lo
corrige, comete otro error mayor

Confucio

 

La diferencia entre usted y Enrique VIII de Inglaterra consiste en que mientras él decapitaba a sus mujeres, usted sólo les decapita sus proyectos políticos»¦

Bien debe saber que con toda oportunidad previne a su esposa Margarita, como a su hermana Cocoa, menos conocida como Luisa María Calderón, que no le involucraran en sus campañas de este año porque les iba a resultar una influencia negativa.

Claro que ellas no lo iban a aceptar así, su ética es superior a sus proyectos políticos, y por eso fue usted quien debió entender el mensaje de este espacio y retirarse usted mismo de ellas, ¡ah, pero su soberbia y su mal genio son superiores a su propia esposa y su propia hermana»¦!, tiene una cuenta pendiente contra Gustavo Madero y se la tiene que cobrar, ¿verdad? Y eso se podría sólo metiéndose a las campañas de sus seguidores panistas que resultaron candidatos y terminó imitando a su gran enemigo el Peje López, sólo que éste lo hizo para iniciar su campaña presidencial del 2018 mientras que usted, ¿para qué? ¡A poco para la dirigencia panista! ¿Sería capaz de hacerle esa mala jugada a Margarita, su esposa»¦? Eso significaría decapitarle algo más que sus intenciones políticas»¦

Bueno, ya sólo nos faltan unas 48 horas para saber si su presunta precampaña por la presidencia nacional del PAN valió la pena, habiendo logrado un triunfo significativo de sus amigos candidatos, pero si no ocurre así, me temo que usted perderá mucho más de lo que pretendió ganar empujado por su soberbia, don Felipe. Confirmará el rencor que quizá le tengan los electores panistas por el mal que le hizo a la República y a ellos, junto al resto de los mexicanos, con sus tristes acciones presidenciales

«¦Porque esa es la deuda que les debe a sus electores, don Felipe, el haberles ocultado no lanzar una campaña contra el narcotráfico, sino lanzarla con las deficiencias que lo hizo para asegurarse las buenas intenciones de Washington con usted. Eso sí que lo pudo lograr asegurándole a la capital estadunidense la droga suficiente para mantener en paz a sus adictos»¦ y a los grandes capos gringos sus inmensos ingresos.

Todos ganaron…, allá en Estados Unidos, incluidos muy en especial los mercaderes de armamento fortaleciendo a los cárteles mexicanos. Usted se ganó la buena voluntad estadunidense, ¿verdad? ¿Estuvo en ese paquete no haber dado al Ejército Nacional los apoyos legales y militares «“como armamento suficiente y adecuado»“ para haber estado en condiciones de abatir de verdad y en su integridad al narco, cosa que no era del interés estadunidense? No tengo los elementos suficientes para acusarle de eso, pero dejo la sospecha aquí escrita y como responsabilidad personal porque si escogió el camino de la violencia de Estado, debió haber generado las condiciones suficientes para que tanto las fuerzas militares y policiales cumplieran con esa orden. Claro, es más fácil culpar ahora a «los gobiernos locales que entregaron la vida institucional al crimen organizado…».

¿Cuándo, en su gobierno, los persiguió por ello»¦?

 

lmendivil@delfos.com.mx
m760531@hotmail.com