Las viudas de Marcelo

0
169

Capital Político

El TEPJF demostró que quiso tomar ventaja al participar al mismo tiempo en dos procesos

Luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le revocara la candidatura a diputado federal por Movimiento Ciudadano, Marcelo Ebrard mostró lo chillón que es y ahora alega que el gobierno federal lo vetó.

Es muy fácil para el exjefe del GDF tratar de victimizarse y acusar al gobierno de actuar contra él porque lo consideraba un peligro contra el sistema; la realidad es que violó la ley y quería pasar por encima de ella.

Los magistrados del TEPJF demostraron que Ebrard quiso tomar ventaja al participar al mismo tiempo en dos procesos preelectorales de distintos partidos, primero, por el PRD y, después, por el MC, lo cual está penado en el Código Electoral.

Aquí no hay participación de gobierno alguno, pues las reglas están establecidas desde mucho antes de que inicie el proceso electoral y son parejas para todos; Marcelo no es el único candidato que han bajado por anomalías.

Él lo sabía, pero aun así siguió adelante con su intento de engaño, pensando que haciéndose víctima, al estilo Andrés Manuel López Obrador, podía ganar algún apoyo popular, pero se equivocó: Marcelo ni es El Peje ni tiene arrastre.

Con esta decisión electoral, Ebrard quedó no sólo prácticamente anulado, sino que queda expuesto a cualquier acción judicial si se comprueba que tuvo responsabilidad en el fraude de la Línea 12 del Metro.

Pero quizá lo más decepcionante de todo no fue para el exjefe de Gobierno, quien finalmente sabía que lo podían bajar, sino para todas las rémoras que han vivido de sus sobras y que sentían que iban a revivir.

La mayoría de ellos están devastados, y no por la suerte de su jefe, sino por la de ellos mismos, que lo siguieron con la esperanza de que los rescatara del fango y que los llevó al despeñadero.

Las viudas de Marcelo son muchas, como René Cervera, Elías Moreno Brizuela, Mario Carrillo, o sobrino de Mario Delgado, por ejemplo, que toda la vida han estado a la sombra de su patrón y que hoy no tienen en qué caer muertos.

Qué pena, porque ahora sí van a tener que trabajar, excepto los que hayan podido estar cerca de los grandes negocios que desde el GDF se hicieron durante la administración pasada y les haya tocado mochada.

Y aunque Marcelo jure y perjure que su caída fue por la operación del gobierno federal, cualquier abogado de medio pelo le podrá explicar que su inhabilitación fue completamente legal.

Pero en caso de que alguien hubiera operado en su contra «”como dice»”, se demostraría que existe la justicia divina, porque son innumerables las ocasiones en las que Ebrard operó de manera muy sucia contra sus enemigos.

En fin, esto deja a Marcelo sin el ansiado fuero que buscaba, pero sobre todo sin la plataforma mediante la cual se quería impulsar para 2018.

CENTAVITOS… De por sí los diputados en la ALDF ya se habían tardado cuatro horas en arrancar la sesión y cuando el cencerro electrónico empezó a llamarlos al recinto, el panista Federico Döring telefoneó a Manuel Granados para decirle que esperaran más y que ordenara que apagaran el cencerro, que si no lo hacía, el PAN no se presentaría al pleno: el llamado Papá Pitufo y sus suspiritos azules ganaron 15 minutos más.

Compartir