Megasequía sobre México

0
168

Crónica Confidencial

MTRO. JUAN JOSÉ GUERRA ABUD,
SECRETARIO DE MEDIO AMBIENTE
Y RECURSOS NATURALES:

+Todo necio confunde valor y precio

Antonio Machado

 

Sería una pena que la frase usada como epígrafe el lunes pasado, y retomo hoy, hubiese captado receptores inmediatos. Por ello le molesto otra vez, secretario, pues intenté por los conductos formales concretar la entrevista que le pedí aquí sobre el anuncio de la NASA de una megasequía en México, y no tuve respuesta.

Esto último elevó la preocupación que le expresé hace ocho días de que ese anuncio, de obvia y futura gravedad contra la existencia misma del país, pudiera estancarse en las usuales páginas de un desinterés incluso calculadamente provocado. Como usted vio, el tema se derrumbó mediáticamente pese al grave peligro que implica si los atentados al medio ambiente siguen como van. Creo que al divulgar el estudio aludido, la NASA actuó con una gran responsabilidad científica y ética contra los intereses que afecta o al menos molestan esta clase de noticias, como si fueran más importantes la codicia y el poder que la vida en el planeta.

Las ilustraciones de la NASA sobre la amenaza que el bióxido de carbono ha provocado sobre el área norte de continente americano pareciera ser menor para Canadá y Estados Unidos que para México y, al menos, la región centroamericana que es hasta donde llegan las imágenes, pero el grado de destrucción de la flora y de la fauna sobre el territorio estadunidense sería más que suficiente para acabar con el poderío de la principal potencia mundial sin necesidad, siquiera, de una guerra nuclear. Bastará el carbono para provocar la hecatombe y cada país tiene el derecho y la obligación de defender el patrimonio natural y económico con que la naturaleza y el talento beneficiaron a sus habitantes. De ahí el interés profesional que seguramente comparto con numerosos colegas, de saber de informar sobre lo que ha hecho y actualmente hace el gobierno mexicano para enfrentar, si no es que para evadir ese destino aparentemente imposible de evitar, según el pronóstico científico revelado la semana antepasada. Todos los mexicanos tenemos derecho a saber qué espera a nuestros sucesores, de qué magnitud real es el pronóstico de lo aparentemente más avanzado de la ciencia que existe hoy por hoy en el planeta y qué nos toca hacer a cada uno en protección, como hace una semana aquí le comenté, de nuestros sucesores. Principalmente cuando la parte sustancial de esa amenaza no la ha provocado nuestro país, sino nuestro poderoso vecino del norte que durante décadas ha ignorado los gritos de la ciencia, de la lógica y de la moral en vez de proteger el interés primordial del género humano, que es su autoprotección y su autodefensa.

Pretendo, pues, insistir en la entrega de información de amplio, mediano y menor espectro que la Semarnat tiene sobre la realidad ambiental que nos espera y cómo, si es posible, se pudiera mejorar. Por ello, de nuevo y muy respetuosamente le reitero la solicitud que aquí le hice hace justo una semana.

 

lmendivil@delfos.com.mx
m760531@hotmail.com

Compartir