«Inaceptable» que EU arme a cárteles: WP

0
188

El diario The Washington Post consideró «escandaloso e inaceptable» que Estados Unidos sea el abastecedor de armas a los cárteles de las drogas y el crimen organizado contra los que el gobierno de México libra una batalla crucial.

En su principal editorial del lunes, el matutino desestimó la cooperación que en este frente ha brindado el gobierno del presidente estadunidense Barack Obama, al considerarla insuficiente y carente de la voluntad política que se requiere.

En particular, el diario aludió a la necesidad de restablecer la prohibición sobre la venta de armas automáticas de asalto.

Dijo que más allá de las diferencias en la evaluación sobre la amenaza que estos grupos criminales presentan, «persiste el hecho de que México está en una lucha desesperada para preservar el orden civil y su democracia liberal».

Para el influyente diario, la trascendencia de esta lucha va más allá de las fronteras mexicanas porque se trata de un país de importancia estratégica indisputable para EU.

Por ello, apuntó, «que Estados Unidos sea la fuente de tantas de las armas que son usadas para atacar ese orden, resulta escandaloso e inaceptable».

«Obama debería hacer del freno al tráfico de armas una de sus prioridades de seguridad nacional», opinó el diario.

Citó un reciente informe según el cual más de 62 mil de las 80 mil armas que fueron confiscadas por las autoridades mexicanas entre diciembre de 2006 y febrero de 2010 provinieron de Estados Unidos.

Un promedio de 5 mil armas son introducidas ilegalmente desde Estados Unidos a México cada año, entre las destacan los rifles de asalto AK-47 y Bushmaster AR-15, dos de los preferidos de esos grupos criminales.

Este tráfico ilegal es posible gracias a los vacíos legales en las leyes que regulan la venta de armas, y la enorme red de armerías, unas siete mil de las cuales operan a lo largo de la frontera de EU con México.

A la mayoría no se les requiere que reporten a las autoridades si una persona compra docenas de armas en un corto plazo.

El Post dijo que aun cuando Estados Unidos ha intensificados sus esfuerzos para atacar este tráfico y mantiene una estrecha colaboración con México, los recursos aplicados «palidecen comparados con la amenaza».

«A pesar del elocuente exhorto de Calderón durante su discurso al Congreso (de Estados Unidos) en la primavera pasada, ni el liderazgo demócrata ni el presidente Obama se han atrevido a impulsar el restablecimiento de la prohibición en la venta de armas de asalto», acotó.

Compartir