Baja Morena a Mario Delgado

0
123

Capital Político

Una encuesta en Miguel Hidalgo lo ubicaba en un lejanísimo tercer lugar

Unas cuantas semanas le duró apenas la ilusión «”si es que estaba ilusionado»” a Mario Delgado de ser el candidato de Morena a la jefatura de la delegación Miguel Hidalgo, pues de entrada no dio el ancho.

El senador perredista se quiso inscribir para la contienda, pero el equipo de Martí Batres lo bajó de las listas debido a que una encuesta interna de ese partido en la delegación lo ubicaba en un lejanísimo tercer lugar de las preferencias.

De entrada, Morena declaró momentáneamente desierta la candidatura en Miguel Hidalgo, aunque era sabido que Andrés Manuel López Obrador tenía un acuerdo inicial para que Delgado ocupara ese espacio.

La poca presencia en el ánimo de los electores de la demarcación, así como los buenos oficios de algunos perredistas que pidieron dejarlo de lado, por lo que consideraron «constantes traiciones», convencieron a El Peje de bajarlo de la lista.

Con ello indirectamente el tabasqueño contribuyó a no crear una crisis en la Cámara alta, pues si Delgado hubiera aceptado como candidato a delegado tendría que haberse separado del Senado y en su lugar ser llamado a su suplente, Xiuh Tenorio.

Solamente que el exdiputado «uno de tres», como se le conoce a Xiuh, anda buscando la candidatura de la delegación Benito Juárez en una alianza de partidos y la curul quedaría vacía, obligando quizás a buscar entre el listado plurinominal de 2012 a alguien que quisiera una curul de senador.

Con la salida de Delgado de las listas de candidatos de Morena, el equipo que se fortalece es el del delegado Víctor Hugo Romo, pues aunque el senador no era rival de peligro, al menos lo conocían un poco más que a Héctor Velasco, quien será el candidato.

Los morenos se inclinarán por Velasco, un ex diplomático cercano a López Obrador, porque quien era su primera opción en las encuestas, Alejandro Gertz Manero rechazó la invitación.

El PAN, principal rival del PRD en la demarcación, parece desinflarse luego de que Santiago Creel, quien llegó a sonar como probable, irá a San Lázaro, lo mismo que Federico Döring, quien se anotó al Distrito 15 de Benito Juárez.

Una vez descartada también la senadora Mariana Gómez del Campo, quienes quedan para competir por el PAN son los diputados locales Gabriela Salido y César Daniel González Madruga, aunque también quiere repetir en la candidatura Miguel Errasti, quien perdió justamente contra Romo.

De los independientes que la andan buscando, Demetrio Sodi no ha conseguido las firmas para inscribirse y Arne aus den Ruthen Haag, quien ya fue delegado, sigue en camino y de lograr sus inscripción seguro dividiría el voto panista.

Cualquiera de ellos se tendrá que enfrentar al candidato que Romo proponga para su reemplazo, y que saldrá con toda seguridad de entre David Razú y Amalia García, pues aunque la zacatecana está inscrita para la ALDF, muchos la ven en la delegación.

CENTAVITOS»¦ Por cierto, en este escenario a quien no ven en la pelea es al diputado Roberto Candia, que aunque ha sido de los más chambeadores no tiene oportunidad para pelear la delegación, por mucho que el grupo de Miguel à ngel Mancera se la tenga prometida. A Candia se le veía chance en una diputación federal, pero llama la atención que en las listas para el distrito que supuestamente le darían está anotada Paola Franco, colaboradora cercana al secretario de Gobierno Héctor Serrano, por si se llegara a necesitar una mujer, al menos esa es la excusa»¦ Por cierto, otro que quiere una diputación federal es Fernando Aboites, exsecretario de Obras de Marcelo Ebrard y actual City Manager de la ciudad. Si Mancera le cumple quizá se podría ver un enroque para que Aboites sea diputado federal y su muchacho Candia vaya a la Agencia de Gestión Urbana… La primera baja importante para Morena se dio ayer, pues Eduardo Cervantes, dirigente de ese partido en el DF, renunció, por la sencilla razón de que pretendían que fuera un levanta-dedos, de esos que tanto critica El Peje, y que sólo viera pasar las listas de candidatos sin opinar. Un obstáculo menos para Batres.

Compartir