Europa se blinda

0
45

Tras la puerta del poder

Roberto Vizcaíno

  • Este domingo en París se buscará establecer acciones comunes contra este problema
  • El modelo de cooperación a que se llegue podría ser aplicado en México y la región contra el narco
  • Senadores y diputados quieren un informe sobre las investigaciones en la Línea 12

Al activar sus fusiles de asalto kalashnikov sobre los periodistas y directivos del semanario «Charlie Hebdo», los hermanos Chérif y Said Kouachi precipitaron una de las respuestas más radicales del mundo desarrollado para garantizar la seguridad de los Estados.

Enredados en cuestiones de ética y preservación de derechos humanos, los gobiernos de la Unión Europea venían posponiendo la necesidad de establecer una política común y acciones conjuntas para acotar y actuar contra un conjunto creciente de sus propios ciudadanos que han sido coptados por la Yihad extrema y enrolados en las guerras de Siria e Irak al lado del Estado Islámico y Al Qaeda.

Estudios realizados por los servicios de seguridad del viejo continente y Estados Unidos han encontrado que no pocos jóvenes europeos, hartos del largo período de paz y tranquilidad en sus respectivos países, son atraídos por la excitación de participar en un conflicto bélico ajeno a ellos.

En esta atracción cuentan la influencia y penetración extrema de los juegos digitales violentos donde los personajes son abatidos sólo para levantarse, sacudirse el polvo y volver a la carga.

De esto se han aprovechado los yihadistas quienes reclutan a jóvenes franceses, ingleses, alemanes, italianos, españoles, belgas y de otras nacionalidades prometiéndoles además participar por una causa religiosa.

Así los servicios de inteligencia continentales han encontrado que al menos 1 mil 400 jóvenes franceses, unos 550 alemanes con y unos 500 ingleses forman los contingentes más numerosos de ciudadanos europeos que han ido a combatir al Oriente Medio.

Les siguen unos 300 jóvenes belgas, unos 170 austriacos, unos 125 holandeses, 90 suecos, 70 españoles y unos 55 italianos.

Otros igualmente cercanos, son los 1 mil 300 rusos, los 250 de Georgia, los casi 100 de Albania, los 30 de Noruega y los casi 30 de Suiza que también han sido enrolados, entrenados y enviados a las guerras de Siria e Irak.

Esta corriente suma además a unos 3 mil jóvenes tunecinos, unos 2 mil 500 saudís, unos 1 mil 500 marroquíes, unos mil 300 jordanos y unos mil turcos.

A partir de este fenómeno surgen varios graves problemas. Uno es que los que se van a las guerras y no mueren en ellas, terminan por regresar para convertirse en una permanente amenaza contra los Estados de Europa.

Otro problema es que no todos los jóvenes europeos reclutados y convertidos al Islam extremo, a la Yihad, logran ser enviados a las guerras. Entonces se quedan larvados, incrustados en sus respectivas sociedades y países hasta que son activados por un mandato casi imposible de ser intervenido.

Al parecer algo así ocurrió en el ataque terrorista realizado por los hermanos Chérif y Said Kouachi contra los periodistas del semanario humorístico «Charlie Hebdo».

El efecto buscado por los islamistas se logró: ahora los franceses y el resto de los europeos saben que el terror esta entre ellos, y que a querer o no, y fuera de las expresiones públicas de solidaridad entre los periodistas, ha quedado incubado el miedo y el temor en sus redacciones.

En lo adelante los medios se pensarán dos veces antes de publicar cosas del Islam y del profeta Mahoma.

VAN POR ELLOS

Pero otro efecto de este mismo fenómeno es que el ataque al semanario «Charlie Hebdo» ha dado el empujón final a los gobernantes del llamado mundo desarrollado para avanzar de una vez por todas hacia una acción común contra la Yihad incrustada en sus sociedades.

Así pasado mañana, en Paris, habrá un encuentro de primeros ministros y de jefes de seguridad nacionales de la Unión Europea en París, para iniciar la estructuración de un plan contra este fenómeno.

Se espera que para entonces los hermanos Chérif y Said Kouachi, de 32 y 34 años respectivamente, nacidos en Francia, hayan sido detenidos o abatidos. Ayer se les había ya ubicado y cercado en un poblado del noreste de Francia.

El tercero, Hamyd Mourad, de 18 años y quien inicialmente había sido identificado como un tercer terrorista, familiar de los hermanos Kouachi, se entregó y dejó en claro que a la hora del atentado él estaba en su escuela.

Hasta antier Europa había sido impactada por varios ataques de ciudadanos locales involucrados con la Yihad, pero esos hechos no habían logrado movilizar a sus gobiernos.

Ya en 2012, el francés Mohamed Merah, ex combatiente de la Yihad en Afganistán y Paquistán, regresó a su país y asesinó a siete franceses, incluidos tres escolares judíos, en las ciudades de Montauban y Toulouse.

En 2013, otro francés, Mehdi Nemmouche, quien había sido enrolado para combatir en Siria, regresó a Francia y mató a cuatro personas en el museo judío de Bruselas.

Luego de eso los gobiernos del continente comenzaron a negociar medidas comunes para poder combatir este fenómeno.

Los gobiernos de la Unión Europea han hablado de homologar estrategias y un mayor control de pasaportes, además de pedir la colaboración de Facebook, Twitter, Google y Microsoft a quienes quieren involucrar en el establecimiento de un control de mensajes de posibles terroristas a través de la red.

En noviembre pasado los gobiernos de la UE acordaron intensificar esta estrategia involucrando también a las líneas aéreas para establecer un mayor control de pasajeros, en especial de los ex combatientes en Medio Oriente.

MODELO A SEGUIR

De lograr todo esto, la estrategia asumida por Europa y Estados Unidos podría servir de modelo para el establecimiento de acciones comunes en México y las naciones de la región, a fin de establecer acciones y políticas comunes para combatir al narco y a la delincuencia organizada.

No cabe duda que los cárteles de la droga y el crimen representan, igual que los yihadistas y terroristas islámicos, una amenaza para los Estados del continente que bien merecen una respuesta multinacional.

INFORMES

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión solicitó ayer a la Auditoría Superior de la Federación y a la Contraloría General del Distrito Federal, den un informe del avance de las investigaciones y las acciones emprendidas por estas dependencias ante las irregularidades detectadas a la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo-Metro del DF.

La solicitud se basa en un documento generado por la Tercera Comisión «“integrada por las comisiones de Hacienda y Crédito Público, Agricultura y Fomento, Comunicaciones y Obras Públicas»“ en que se menciona que los desperfectos de la denominada Línea Dorada afectan a 11 de las 20 estaciones, lo que ha generado pérdidas económicas considerables y un daño social irreparable.

Debido a eso el gobierno capitalino gastará tan sólo en 2015, más de 2 mil millones de pesos para resolver las fallas técnicas que presenta dicha línea.

Extraoficialmente la Contraloría General del Distrito Federal ha informado que recientemente aplicó 55 sanciones a 38 involucrados, de las cuales 27 se notificaron en la PGJDF por posibles responsabilidades penales, además de inhabilitaciones a diversos funcionarios y aplicó 34 penas económicas que en conjunto superan los 21 mil 907 millones de pesos, se dijo.

 

rvizcainoa@gmail.com

Compartir