El error de Rajoy y, el malestar europeo

0
296

En ese extraño juego del ratón y el gato que mantienen, desde hace dos meses, el Gobierno español y la Comisión Europea (averiguar que es antes, el huevo o la gallina, es decir, que es antes, conocer la cifra de déficit que nos permite Bruselas para poder elaborar los Presupuestos, o enseñar las cartas del Presupuesto para 2012 y mostrar, hasta donde se está dispuesto a llegar para cumplir el Plan de Estabilidad), ha ganado la Comisión que, hasta el mes de mayo, no está dispuesta a negociar ninguna moratoria sobre el déficit que tendrá que reducirse del 8,5 por ciento, con que se ha cerrado 2011,hasta el 4,4 por ciento que se cerrara 2012, después de un ajuste de más de 40.000 millones de euros.

Ha ganado la Comisión en medio, además, de un notable malestar según revela el periódico «Financial Times» que recoge el parecer de los países pequeños en contra de un trato especial a España, un trato que no se les permite a ellos y que va en contra de las reglas de lo que es la gobernanza económica europea

‘En privado,- según revela el «Financial Times»- la campaña española ha causado consternación en el seno de la Comisión, donde los funcionarios ven el intento como una politización impropia de lo que se supone que debe ser un análisis tecnocrático a cargo de economistas de profesión».

Es decir que, probablemente, el Gobierno español, aun llevando toda la razón, ya que es imposible reducir el déficit algo más de cuatro puntos en un año, con una economía en recesión y, con unos cálculos que se hicieron basado en un crecimiento económico por encima del dos por ciento, se ha equivocado de estrategia, al presionar, con tanta insistencia, a la Comisión cuando, además, en la Comisión sabían que no se quería presentar los Presupuestos generales del Estado para este año, hasta después de las elecciones autonómicas andaluzas, decisivas para el Partido Popular que, si las gana, controlara, prácticamente, la totalidad de las Comunidades Autónomas.

El último intento, destinado al fracaso, lo han protagonizado el Ministro de Economía y Competencia Luis de Guindos, y el propio presidente del Gobierno Mariano Rajoy en Bruselas, en la reunión de los Ministros de Finanzas y en la de Jefes de Estados y de Gobiernos, agobiados, además, por el deseo de aprobar este viernes en el Consejo de Ministros, el techo de gasto para los Presupuestos, en el que se tiene que incluir las cifras de déficit para 2012.

Conscientes ambos de que Bruselas va a ser poco flexible y que, como ha declarado el Ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo, a lo máximo que puede aspirar España es a rebajar unas décimas el objetivo de déficit, parece que el ministro De Guindos ha adelantado que el Gobierno de Rajoy, está dispuesto a presentar ante Bruselas un nuevo ajuste extraordinario de 15.000 millones de euros en el conjunto de las Administraciones Publicas, a sumar al recorte de los primeros 15.000 millones, decidido a finales del pasado mes de diciembre, cuando se acordó, en contra de todo lo prometido en la campaña electoral, la subida del IRPF .

De acuerdo con estas cifras, el ajuste total sería tres veces superior al decidido por el anterior gobierno socialista y fijaría la cifra de déficit para este año en un 5,4 por ciento, un punto más que lo establecido en el Pacto de Estabilidad.

El Gobierno mantiene que el Pacto de Estabilidad europeo permite cierto margen de maniobra para el cumplimiento de los objetivos, ya que establece el objetivo final de llegar al 3% en 2013 por lo que superar el 4,4% previsto este año por el anterior Gobierno socialista no sería un incumplimiento.

Compartir