Militares contra sicarios en Santiago, NL; hay cuatro detenidos

0
175

Alejandro Garza y Garza, procurador general de Justicia de Nuevo León, confirmó el enfrentamiento a balazos entre elementos del Ejército y presuntos miembros del crimen organizado ocurrido la mañana del viernes en el municipio de Santiago, cuyo alcalde fue sepultado el jueves.

Alejandro Garza y Garza, procurador general de Justicia de Nuevo León, confirmó el enfrentamiento a balazos entre elementos del Ejército y presuntos miembros del crimen organizado ocurrido la mañana del viernes en el municipio de Santiago, cuyo alcalde fue sepultado el jueves.

Fueron cuatro personas las detenidas, quienes forman parte de una célula de la delincuencia organizada, «que podrían estar implicados en el asesinato del alcalde de Santiago», Edelmiro Cavazos, y a quienes se les decomisó un arsenal que incluye un lanzacohetes, informó un militar que participó en el operativo.

Garza y Garza dijo que las acciones son resultado de las reuniones de coordinación que realizan cada semana con efectivos federales y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Al realizar algunas investigaciones se logró ubicar un campamento de un grupo delictivo. Elementos militares arribaron al sitio y comenzaron con las investigaciones, dando con la detención de las cuatro personas. La fuente castrense precisó que es «muy probable que los hombres detenidos estén implicados en el asesinato del alcalde de Santiago».

Garza y Garza detalló que la información que permitió localizar la casa de seguridad fue producto de las indagaciones a los policías que participaron en el secuestro del alcalde y que fueron detenidos previamente. Se trata de cinco policías de Santiago y un efectivo de Tránsito.

Sin más detalles, refirió el procurador que la ubicación de dicho campamento podría ser en la carretera de Santiago rumbo a San Mateo.

Edelmiro Cavazos fue secuestrado en su domicilio la noche del domingo pasado por alrededor de 15 pistoleros que llegaron en 7 vehículos. La llegada y huida del convoy fue vigilada por agentes policíacos y de tráfico de Santiago.

Un oficial del Ejército informó que al menos 17 pistoleros más lograron escapar, por lo que se desplegó un operativo para ubicarlos.

Los militares les decomisaron varias armas AK-47, mejor conocidas como «cuerno de chivo», fusiles de asalto AR-15, diversos cargadores, uniformes tipo militar y un lanzacohetes. El Ejército también aseguró varios vehículos.

 

Compartir