-Cuide su aguinaldo y su tarjeta

0
128

POR LA ESPIRAL

La recta final del año trae consigo el pago de aguinaldos y la entrega de la caja de ahorros, la contraparte es que, debido a las festividades propias de la época se gasta demasiado.

Los gastos aumentan mientras los precios de los artículos sufren una reetiquetación por no olvidar que los productos de temporada alcanzan precios escalofriantes como las uvas, bacalao, vinos, castañas importadas, aceitunas, alcaparras, nueces y otros frutos secos. La mayoría triplican su valor.

No podemos pasar de largo los gastos en juguetes, perfumes y ropa; más a parte las comidas de celebración en la oficina, amigos e intercambios de regalo. ¡Vaya cómo se gasta!

El problema es cuando inicia el nuevo año y tanto el aguinaldo como la caja de ahorro se esfumaron y en contraparte, las letras de pago y los estados de cuenta bancarios comienzan a llegar. En resumen las deudas a la vuelta de la esquina.

Como economista entiendo las múltiples tentaciones que enfrenta el consumidor, se combina con su estado de felicidad y relajamiento en la medida que tiene dinero extra.

El error es gastarlo todo. De acuerdo con la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en México predomina una escasa cultura del ahorro, menos del 20% ahorra y un porcentaje aun más bajo sabe invertir su dinero.

Por el contrario, el endeudamiento en las personas y las familias van en incremento, un tema que precisamente preocupa tanto a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) como al Banco de México.

Por ello, desde 2011, Banco de México tomó cartas en el asunto con una decisión de doble filo: incrementar el pago mínimo de las tarjetas de crédito.

Si usted, amigo lector, se fija tiene dos años pagando mucho más por el mínimo de su tarjeta de crédito y este año cerrará todavía con un mayor incremento, por que la decisión de Banco de México fue la de elevar el pago del mínimo de forma gradual.

La intención del instituto central es forzar a las personas y familias a pagar sus deudas lo más rápido posible.

Para mí se trata de una medida de doble filo porque si una persona o familia únicamente paga el mínimo es porque no tiene la capacidad económica en el momento para amortizar mucho más.

Al aumentarlo, algunas personas y familias, serán incapaces de cubrirlo y con ello dejarán de pagar definitivamente cayendo así en la mora.

A COLACIÓN

La Ley Federal del Trabajo en su artículo 87 consigna al pago del aguinaldo como una gratificación anual que el empleado deberá recibir por parte de la empresa donde labora antes del 20 de diciembre de cada año.

De acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el importe que las empresas pagarán por concepto de aguinaldo será calculado tomando como base el salario por cuota diaria que devengue el trabajador al momento del pago en la prestación, considerando un salario por cuota fija; tratándose de cuota variable, habría que calcular el promedio de las percepciones durante el periodo laborado en el año.

Si el trabajador tuviera salario mixto, el aguinaldo será pagado computando el salario promedio por la parte variable y la cuota diaria por la parte fija.

Pero, si los trabajadores ganan a destajo, será tomando como base para el cómputo de esta prestación el salario promedio de los pagos realizados en los últimos 30 días inmediatos anteriores al pago de la prestación.

Por Ley, todos los trabajadores al servicio de una empresa tienen derecho a percibir su aguinaldo, con independencia de que sean permanentes o eventuales; de confianza o sindicalizados; sin importar el número de días durante el año al servicio de la empresa.

En cambio, la Ley Federal del Trabajo dice claramente que no tienen derecho a percibir aguinaldo ni los miembros del Consejo de Administración, ni el Administrador Único.

Para efectos del cálculo deberán considerarse los siguientes parámetros: 1) Si un trabajador labora todo el año tendrá derecho, a por lo menos, un aguinaldo de quince días. 2) Si no labora todo el año, tendrá derecho a que se le pague la parte proporcional conforme al tiempo que hubiere trabajado, de acuerdo con la siguiente fórmula: número de días que correspondan / 365 x número de días laborados por aguinaldo en el año.

Para los servidores públicos y los trabajadores del Estado, antes del 10 de diciembre de cada año, se publica en el Diario Oficial de la Federación (DOF), cómo quedará el reparto de aguinaldo y el monto concedido.

Los trabajadores al servicio del Estado tendrán derecho a un aguinaldo anual que deberá pagarse un 50% antes del 15 de diciembre y el otro 50% a más tardar el 15 de enero, y que será equivalente a 40 días de salario cuando menos, sin deducción alguna.

 

P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com.

Compartir