¡Firme, la guardia!

0
141

Cadena de Mando

2013-08-05

Las fuerzas armadas están de luto. El atentado donde pierden la vida el vicealmirante Carlos Miguel Salazar Ramonet y el segundo maestre Ricardo Fernández Hernández afecta significativamente la vida militar en nuestro país. Lo negativo se da cuando los expertos en fuerzas armadas y seguridad nacional comienzan con sus sesudos análisis sobre por qué los mataron; sobre la decisión del chofer por cambiar la ruta de la camioneta donde venían los marinos y la esposa del almirante. Estos opinadores hasta han intentado con sus desatinadas opiniones generar encono entre las fuerzas del orden y las fuerzas armadas, arguyendo que fue la venganza de la Policía Federal contra los marinos, por no haberlos ayudado en los enfrentamientos que tuvieron los primeros la semana pasada en Michoacán. Todo lo anterior es tan inútil como falso. La muerte de los marinos no quedará impune; es un hecho. Habrá que recordarles a los opinadores que los únicos expertos en fuerzas armadas y seguridad nacional son los militares.

Otro significado «”positivo sin duda»” es el resultado real del mensaje de unidad y firmeza que desde hace 8 meses han enviado el general Salvador Cienfuegos y el almirante Vidal Soberón, es decir, los altos mandos podrían estar unidos y en la misma línea de acción; sin embargo sus mandos no y con esto las intenciones se desvanecen en una realidad de la cadena de mando. La estrecha y efectiva comunicación entre soldados y marinos logró que, el domingo pasado, el llamado de auxilio, hecho primero por el almirante y una segunda llamada de su esposa, provocara que soldados del Ejército mexicano destacados en La Piedad, Michoacán, llegaran en minutos y lograran salvar la vida de ella y el chofer. Se perdió la vida del almirante y su ayudante; sin embargo, la coordinación salvó dos vidas. También logró que se detuviera en minutos a tres de los delincuentes que participaron en esta acción cobarde.

No hay duda. Esta terrible prueba pone en manifiesto que la conjunción de los de tierra, aire y mar es una realidad y por supuesto su imagen ante la sociedad se fortalecerá aún más, ya que la firmeza de las acciones que desarrollan en favor del país es más efectiva bajo esta estrategia de unidad. Esta realidad se encontrará con otra. La firmeza de la guardia que mantienen los militares sirve para devolver espacios perdidos y con ello regresar seguridad y tranquilidad a la sociedad, pero hasta ahí; después debe entrar la autoridad civil para darle orden y desarrollo al espacio recuperado; en otras palabras, para hacer lo que debieron hacer desde hace mucho tiempo. Los militares no hacen política; eso es exclusivo de los civiles.

La firmeza de la guardia dependerá de la firmeza de las órdenes que dicte el comandante supremo de las fuerzas armadas. Dependerá de que entienda que las fuerzas armadas no son el escudo donde se esconde la realidad del país en materia de seguridad. Dependerá de la firmeza de la respuesta que se dé a la información de los servicios de inteligencia mexicanos.

Dependerá también de que soldados y marinos entiendan que, a pesar de los mensajes que se están enviando, los niveles de confianza que mantienen en la población son históricos, producto de su necesaria intervención y presencia dentro de la seguridad pública del país, es decir, de la mezcla de respeto-miedo, se pasó a la de una total comprensión del papel que los militares tuvieron ante la realidad que el país presentó los últimos años; pero el riesgo a corto plazo es que la misma sociedad exija de ellos mucho más. El riesgo es que, debido a la política del gobierno, los fenómenos de violencia y seguridad persistan y, más allá, crezcan.

Si sucede, los militares serán el escudo donde, a pesar de la firmeza, estarán los primeros afectados.

CABO DE GUARDIA

En la ceremonia de entrega de menciones honoríficas a 23 comandantes de unidades operativas del Ejército, la Marina y Fuerza Aérea, el general secretario le afirmó al Presidente «que las tropas aquí representadas le han cumplido a México».

A sus compañeros de armas lo instó a que ¡mantengamos firme la guardia!… Por el bien de los mexicanos»¦ por el bien de México

E-mail: jibarrolals@hotmail.com

Twitter: @elibarrola

Compartir