La chicanada de Cuauhtémoc

0
391

Capital Político

Cárdenas quiere recuperar su capital político para influir en las decisiones

2013-08-22

El llamado que el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas hizo el lunes pasado en el Monumento a la Revolución, para que en 2015 se realice una consulta ciudadana a fin de echar abajo la reforma energética del presidente Enrique Peña, lleva varios mensajes.

El primero es que el PRD acepta que la reforma presidencial va porque va; que la van a dejar pasar «”en un pleito pactado con el gobierno federal»”, pero que desde luego buscarán sacar raja política para las elecciones intermedias.

¿Por qué evaluar la acción gubernamental hasta 2015, aduciendo que en la actualidad la figura de «consulta ciudadana» existe en la Constitución, pero no está reglamentada, y que le darán dos años a los diputados para que elaboren las leyes secundarias?

No hay que ser genios para entender que dentro de dos años la consulta ciudadana se vincularía a las urnas y que el PRD buscaría cobrarle con votos de castigo al PRI, el apoyo a la iniciativa presidencial que abre petróleo, gas y electricidad a la IP.

Cárdenas quiere recuperar el capital político perdido para luchar, ya octogenario, por influir en las decisiones de 2018, donde su opinión pese en la elección de la candidatura presidencial de la izquierda, que podría recaer en gente que esté dentro de su estima.

Otro mensaje fue para Marcelo Ebrard, a quien en el evento todo mundo le aplicó el hielo y su presencia pasó prácticamente desapercibida, lo que deja ver que no será él quien encabece el proyecto que tanto anhela.

Ni los intentos de Manuel Camacho Solís por sacar la cabeza para dejar en claro que el Movimiento Progresista estuvo presente funcionaron; ambos están apestados; primero, en el PRI y, ahora, en el PRD, y la bandera de la defensa del petróleo ya tiene dueño: les madrugó Cuauhtémoc.

Otro de los blancos del anuncio fue Andrés Manuel López Obrador, que tiene programado un mitin en el Zócalo capitalino para el 8 de septiembre, también por el tema petrolero, que para entonces ya estará muy manoseado.

Habrá que ver si el tabasqueño conserva la capacidad de movilización, pues Morena no tiene el aparato para los acarreos, esa tarea la hacía el PRD. Tan es así que en las asambleas delegacionales batallaron para juntar el mínimo de asistentes.

Lo único que tiene es la figura de López Obrador, que si bien sigue conservando cierto arrastre, no les da para mantener una movilización callejera como hace años, donde incluso se dio el lujo de paralizar tres meses Paseo de la Reforma.

¿Qué pasaría si el PRD y el gobierno capitalino prohibiera a sus delegados participar en las movilizaciones o si la IDN no perdona a El Peje tantas ofensas como la que dijo, que no dejaría entrar a su movimiento a dirigentes corruptos?

El ganón en el tema vuelve a ser Miguel à ngel Mancera, quien se vio a la cabeza de los gobernadores de izquierda que ya formaron un bloque con la dirigencia nacional perredista y con el propio Cárdenas.

Los demás se quedarán como el chinito: milando.

CENTAVITOS»¦ Muchos van a extrañar en la dirección jurídica de la Miguel Hidalgo a Maximiliano Reyes, quien se dejó llevar por la querencia hacia la grilla y dejó, en la semana, el puesto. No hay que olvidar que como diputado empujó la creación del Invea, los matrimonios gay y la reestructuración de las tarifas de agua, entre otros temas polémicos. Si bien, el delegado Víctor Hugo Romo pierde a quien empezaba a ordenar los establecimientos mercantiles irregulares, sobre todo en Polanco, gana un buen operador político para relaciones con el gobierno, gestiones legislativas e incluso para tareas de desarrollo social»¦ Ahora resulta que Leticia Robles, quien fue jefa de Leonel Luna en à lvaro Obregón e incluso le heredó el cargo, tiene que pedir permiso a su ex pupilo para entrar a la delegación a reclamar lo que ella misma impulsó: la captación de los comités ciudadanos. No hay que olvidar que antes de ser delegada por el PRD y jefa de Luna, Lety fue precisamente representante ciudadana apoyada por el PRI, a donde apenas regresó.

Compartir