Cárcel para las llamadas prácticas monopólicas absolutas

0
220

Cárcel para las llamadas prácticas monopólicas absolutas

La Comisión de Economía de la Cámara de Diputados aprobó la minuta sobre las reformas legales que dan origen a la llamada ley antimonopolio, que establece pena de cárcel para las llamadas prácticas monopólicas absolutas, que se registran cuando dos empresas que controlan un mercado se ponen de acuerdo para establecer precios y cantidades en detrimento de los consumidores.

El presidente de esta instancia legislativa, el diputado priísta Ildefonso Guajardo, explicó que con se tomaron en cuenta los puntos de vista de los senadores para realizar los cambios al dictamen original, por lo que esperan que no haya más problemas.

Las reformas incluyen la Ley Federal de Competencia, el Código Penal Federal y diversas leyes de justicia fiscal, con lo que queda establecido que podrán aplicarse multas de hasta el 10 por ciento de los ingresos totales de aquella empresa que incurra en dichas prácticas, porque hoy en día las multas son de acuerdo a salarios mínimos, irrelevantes.

El legislador priísta insistió en que la nueva legislación evitará que un ente económico se apodere del mercado, porque se van a dar «dientes reales» a la autoridad, para que se castiguen las prácticas que afectan sobre todo a los ciudadanos.

Agregó que el proyecto de ley establece mayores oportunidades para que las pequeñas y medianas empresas consigan proveedurías a precios competitivos internacionales, que les permitirán competir a nivel mundial. Por lo anterior, los consumidores se beneficiarán con precios bajos en compra de bienes y servicios con excelente calidad.

Las prácticas relativas también serán sancionadas; éstas se dan cuando una empresa con poder de mercado obliga a los establecimientos que sólo vendan el producto que produce ésta e impide al establecimiento vender otros productos.

Guajardo refirió que después de un año de esfuerzos es significativo y trascendente, que una ley que se creó hace muchos años y que ha ido tortuosamente tratando de mejorarse, finalmente logra avances con este dictamen.

«Cumplimos con nuestra función de reflejar que escuchamos a los senadores para que en esta última etapa del proceso legislativo, donde el Senado sólo puede aprobar o reprobar sin hacer cambios, puedan considerar favorablemente esta minuta que les va a hacer llegar la Cámara de Diputados», concluyó.