Bancos niegan obligación de ayudar a morosos por pandemia

0
98
  • Las nuevas medidas regulatorias buscaban aminorar la carga del pago de deudas por créditos y proteger el patrimonio de clientes ante la prolongación de la pandemia por Covid-19.
  • Al inicio de la pandemia, se llevó a cabo un primer plan que consideraba aplazar el pago de mensualidades sin el cobro de intereses moratorios.

Luego de que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) mencionó que usuarios afectados por la pandemia de Covid-19 podrían reestructurar sus deudas hasta a 60 meses, así como consolidar créditos en uno solo, la Asociación de Bancos de México (ABM) rechazó la posibilidad de sacrificar parte de sus utilidades para hacer quitas a las deudas de los usuarios que se han visto afectados por la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19, como lo planteó la Secretaría de Hacienda.

“No se trata de sacrificar las utilidades de los bancos; se trata de mantener la solvencia de las instituciones bancarias, ese es el punto”, sentenció Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM.” No es que ahora los dueños van a regalar dinero porque ganan mucho dinero. Las utilidades de la banca en lo que va de este año se han contraído sustancialmente”, agregó.

Además, recalcó que las nuevas medidas presentadas por Hacienda y CNBV no son obligatorias, puesto que el otorgamiento de los créditos se hizo banco por banco y cliente por cliente. Además, apuntó, es necesario que los clientes cuiden su historial para que una vez que termine la coyuntura actual puedan tener acceso a una fuente de financiamiento invaluable.

“Las quitas son una práctica ancestral de la banca, cuando no hay alternativa es a lo que se recurre. Pero tenemos ahora sociedades de información crediticia (buró de crédito) que dejan en claro la situación del cliente. Con o sin las medidas regulatorias, el acercamiento de clientes y bancos es muy relevante para determinar quién puede y cuánto puede pagar”, añadió Niño de Rivera.

“Es importante hacer notar que no pagar capital a un banco es una pérdida para el banco, de recursos que no son propios, que son de los ahorradores, y es muy delicado pensar que las quitas de capital pueden afectar a los bancos cuando hoy somos parte de la solución y queremos seguir siendo. Para los bancos, marcar dónde perdieron dinero con los acreditados es una obligación, donde se advierte que hubo una situación con un cliente en particular”, expuso Niño de Rivera.

Recordó que la banca, por medio del programa que aplazó el pago de créditos por cuatro o seis meses sin cobro de intereses moratorios, iniciado en abril, puso sobre la mesa 4.5 por ciento del PIB. Es decir, “no cobró capital por un billón de pesos, y no cobró intereses por 69 mil millones de pesos. Eso no es un tema menor, no hay otro gremio, ni del sector público ni del privado, que haya puesto tanto dinero en la mesa para ayudar a la clientela”, recalcó.

Por lo tanto, si bien la banca no cobró esos créditos entre abril y septiembre, los deudores tendrán que pagar, tanto el capital como los intereses, a partir de octubre.