América Latina, principal víctima de la pandemia en el mundo: BM

0
95
  • El mercado de los servicios ha sido el de mayor crecimiento, con una mayor participación del autoempleo, es decir, sin seguridad social o prestaciones laborales.
  • A medida que los problemas de liquidez de las empresas dificulten su solvencia y muchas deberán cerrar, convirtiéndose en un panorama crítico.

El Banco Mundial (BM) describió el entorno que vive América Latina ante la pandemia de Covid-19 como un escenario complejo, doloroso, en el que millones de personas padecen a diario las dificultades que atraviesa la región y sus consecuencias devastadoras sobre el mundo del trabajo.

De acuerdo al reporte Efecto viral: la Covid-19 y la transformación acelerada del empleo en América Latina y el Caribe, los trabajadores informales han sido los más golpeados: si por las cuarentenas no pueden salir, no pueden generar ingresos para sus familias, y como no están cubiertos por seguros de desempleo y otros programas sociales, es difícil ayudarlos.

En suma, el organismo asegura que si bien los empleos formales han resistido mejor hasta ahora, es posible que se vean fuertemente impactados en los meses que vienen, a medida que los problemas de liquidez de las empresas dificulten su solvencia y muchas deberán cerrar.

De acuerdo a Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, en la región, el empleo en el sector industrial se estancó en niveles inferiores a los de la economías avanzadas y los países emergentes del este asiático.

“La mayor parte del empleo en América Latina y el Caribe se encuentra en los servicios, un sector típicamente más informal y con una mayor participación del autoempleo. La transformación tecnológica amplifica estas tendencias”, agregó Jaramillo.

Los gigantescos costos económicos y sociales de la pandemia han acelerado la transformación del mercado laboral y vuelven este desafío más urgente, comentó.

De acuerdo con el informe, los servicios que podían prestarse electrónicamente se han mantenido, e incluso han prosperado, mientras los sectores que requieren presencia física son los que han tenido mayores dificultades.

Si bien es posible que el número total de puestos de trabajo no disminuya de manera drástica, la tendencia podría acelerarse por las prácticas de distanciamiento social que fomenta la epidemia de Covid-19, advirtió.

De acuerdo con el enfoque basado en ocupaciones, Ecuador, Honduras, México y El Salvador tienen una mayor proporción de trabajadores empleados en labores que tienen más probabilidades de ser automatizadas. En el otro extremo, países como Argentina, Chile y Panamá parecen tener apenas menos puestos de trabajo en riesgo.