Sin investidura

0
103

Y AMLO decidió quitarse la investidura para atacar a dos personajes: Agustín Carstens y José Narro. No sé por qué de inmediato y como acto reflejo recordé a Vicente Fox cuando se quitó la banda presidencial para bajar al zócalo a cantar con Manuel Mijares. Pero han pasado los años y los sexenios y creo que las formas no han variado.

El fondo si es preocupante: continúa la radicalización y el enfrentamiento. Con o sin investidura el presidente desearía acumular los méritos, experiencias y reputación de los dos nuevos personajes mencionados.

Tratar de reducir a escombros a celebridades por ser oposición o contrarios en ideología es un discurso de poco crédito y menos estilo. El presidente no debe evadir sus responsabilidades cuando su humor le dicta la conducta del día o las declaraciones. Carstens ha exhibido niveles de impacto internacional lo mismo que Narró.

Sus credenciales académicas y grados obtenidos han dejado una estela de Desarrollo, éxitos y programas que han beneficiado a generaciones. Sólo recordar que Narró condujo por dos administraciones a la inteligencia del país y se generó una necesidad de excelencia. Narro hay que decirlo era conocido como la “materia gris” del propio Juan Ramón de la Fuente hoy personaje muy cercano al presidente y que pronto, se dice, podría ingresar al gabinete presidencial.

Narró, lejos de su función en rectoría, logró dialogar y quebrar una huelga siniestra que estaba fracturando al país entero. Por lo pronto Narro, seguro estoy, si sabe con quién se casó Benito Juárez o la fecha de fundación de nuestra Alma Master. Carstens con sus defectos o tributos se ha rozado con la comunidad mundial en defensa de la economía nacional.

Y hasta este momento AMLO no ha demostrado lo contrario. Ambos sirvieron políticamente a un sistema de gobierno como hoy muchos están sumados al proyecto de López Obrador pero también varios han traicionado su propia trayectoria, ideología y moral por adherirse a la 4aT y nombres y biografías sobran y son conocidas.

El presidente, insisto, debe conciliar, llamar a los mejores entre los mejores. México y todos nosotros estamos en el centro y el futuro no se define a través de rifas. Es necesaria la prudencia, la tolerancia, la unidad.

Ninguno de los dos personajes, Carstens y Narró, han utilizado los micrófonos nacionales para denostar a los demás. Han sido críticos porque tienen la facultad de razonar y la libertad de expresión pero eso está muy alejado a pararse en una pelea callejera a navajazos envueltos o no en la bandera nacional.

Presidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y tv y conductor del programa Va En Serio MexiquenseTV canal 34.2.