El desacato en tiempos de Covid-19

0
157

Ahora que la incidencia de coronavirus va a la baja, es importante comprender las causas por las que Tabasco fue una de las entidades –solo superada por el Estado de México y la Ciudad de México– con mayor afectación, a pesar de que aquí se puso en práctica la misma estrategia aplicada en la nación. La duda es el papel que jugó la población en el elevado índice de contagios.

Hay imágenes que podrían ayudar a discernir el problema. ¿Cómo olvidar que a principios de la pandemia, cuando el gobierno estatal estableció la ‘Ley seca’, los tabasqueños vaciaron los anaqueles de las tiendas departamentales?

En noticieros de televisoras y en notas de periódicos del centro del país se difundieron videos de ciudadanos con los carritos del supermercado repletos de bebidas embriagantes, e incluso se dio cuenta de personas peleándose por los pocos productos que quedaban.

En ningún otro estado se vivió con tal pasión el surtimiento de la despensa con cerveza y aguardiente.

Está probado que las bebidas etílicas provocan que se pierda la cordura, que era lo que se requería para cumplir con las medidas higiénicas que ya se habían impuesto para cortar la cadena de infección.

A lo largo de la emergencia sanitaria se ha puesto de manifiesto que en el Edén no se cumplió al pie de la letra la disposición para que se mantuvieran en casa quienes no tenían actividades esenciales.

Cuando la Secretaría de Salud federal empezó a medir la movilidad en los estados, Tabasco siempre apareció entre las entidades en donde no se estaba cumpliendo con el confinamiento.

 

#LORDBOZAL

Ocurrió en una plaza tabasqueña el evento más reciente que la prensa nacional ha destacado sobre el desacato ciudadano a las reglas contra la pandemia.

Se trata de un tabasqueño que se paseó sin cubrebocas por una concurrida zona comercial, y que cuando los guardias privados lo conminaron a usar el material de protección, contestó que él no aceptaba ponerse “el bozal”.

Retador, no solo no se puso la prenda sanitaria, sino que hizo circular un video, que fue retomado por medios nacionales, en el que prácticamente reta al Estado mexicano a que lo obligue a ponerse “el bozal”, como le llama al pedazo de tela que ha salvado miles o quizá millones de vidas.

En redes sociales se subrayó que esa persona, que intimidó con su corpulencia a los vigilantes privados de la tienda donde hizo su show, era originario de Tabasco.

El tema se trató de usar desde la óptica de la política: se subrayó que el susodicho no usaba cubrebocas porque el presidente Andrés Manuel López Obrador tampoco lo hace.

 

PARA SU INFORMACIÓN…

PRI Y PRD avanzan en la confección de una alianza opositora en el estado. Y aunque muchos creen que serán las dirigencias nacionales de estos partidos los que tengan la última palabra, la fuerza que ha perdido la oposición será determinante para que sean las entidades las que decidan su futuro… A PROPÓSITO DE elecciones, en las últimas semanas se ha notado una estrategia para posicionar el exgobernador Andrés Granier Melo como el más aventajado de los aspirantes priístas a ocupar la alcaldía de Centro. ¿Aceptará el senador Juan Manuel Fócil Pérez retirarse de la contienda para apoyar al popular químico? Ahora bien, ¿la nomenclatura del PRI le dejará toda la cancha a Granier o buscará al alguien más? Pero el partido en el gobierno no está manco en la capital y aun con Granier podría retener el corazón político.

@RodulfoReyes