Minería en problemas

0
115

Quien pareciera colocar piedras en el camino de la 4T es Napoleón Gómez Urrutia. La CTM ha decidido no participar este próximo 17 de septiembre en el recuento de trabajadores de la mina San Rafael, de Cosalá, Sinaloa, ante la evidente violencia ejercida por el sindicato de Gómez Urrutia que mantiene cerrado el yacimiento desde hace usa nueve meses y que ya obligó a la empresa, de firma canadiense a retirarse del país.

Es una suma de arbitrariedades que están alejando las posibles inversiones extranjeras en México y que están expulsando a las existentes, sobre todo en una rama tan sensible como la minera.

La disputa gremial en Sinaloa obliga a los trabajadores a elegir su representación entre el sindicato morenista de Gómez Urrutia y el Sindicato Nacional Minero representado por el diputado del PRI, Carlos Pavón.

Vale decir que la CTM detenta el contrato colectivo de Trabajo pero se abstendrá de participar, repito, este jueves, debido a la situación de ilegalidad prevaleciente operado por Triturados Mineros del Noroeste, propiedad de la canadiense Americas Gold and Silver Corporation, cuya sede está en Toronto, Canadá.

El bloqueo ilegal del ya miento data desde el 26 de enero por un grupo lidereado por Yasser Beltrán hombre de confianza de Gómez Urrutia. La empresa invirtió 450 millones de dólares en la mina San Rafael generando 300 empleos directos y cientos indirectos. Este yacimiento produce Oro, plata y zinc elementos en los que nuestro, país lidérela pero se encuentran en serio riesgo dado que por la pandemia dejaron de producir por meses, por estos tóxicos movimientos políticos de imposición de gente de Morena y entre otros factores porque el crimen organizado aprovecha estos conflictos para infiltrarse e irse apoderando de las riquezas nacionales.

Luisa María Alcalde, la secretaria del trabajo, parece ausente o lo que sería reprobable es que inclinará la balanza por intereses políticos que convienen sólo al gobierno federal, ya ve usted que están más ocupado en destinar millones de dólares en el rescate de cadáveres en Pasta de Conchos que solucionar la urgente de los satisfactores la orales y sociales de los trabajadores mineros. Las pérdidas en inversión y producción serán impactantes y la recuperación lenta, tardará y burocrática. No dudo que para algunos estos represente un factor no solo de incompetencia, rivalidad política sino de corrupción. Deben entender que la riqueza del país no es su propiedad, que los recursos no se reparten entre ellos.

La economía está en crisis, el año pasado estancada y este con pérdidas y no hay que sumar el cierra de empresas nacionales o internacionales y que conste que aquí es por motivos de violencia no de levantadedos para cancelar proyectos como ocurrió con la cervecera en el norte del territorio.