Muertos por estado: ningún partido político sale bien librado

0
338

Ninguno, formando gobierno y se pone el acento en el binomio partido-gobierno conformado, porque los partidos forman gobiernos. Y si damos un paso atrás, los gobiernos estatales nos demuestran que sus partidos conformadores están muy extraviados frente al covid-19, si nos quedamos solo en los muertos por entidad, así como las ausentes directrices que deberían de emanar de tales partidos, guiándolos.

Pero tomemos la palabra a quienes hacen diagramas de muertos por estado, y a quienes las beben sin chistar, adelantándose prejuicios a los juicios sensatos. Que en realidad no dicen demasiado esos diagramas si no detallan la realidad y acciones locales asumidas. Realidades variables de entidad en entidad. Con esa misma carencia de datos, valoremos para demostrar amigo lector, la posible diversidad de representaciones e interpretaciones a que puede darse lugar cuando juzgamos acciones a la ligera solo viendo números de muertos y se culpa sin más a López Obrador y a López-Gatell, porque en eso va la desinformación y veremos así las trampas del análisis frecuentemente manifiesto, que hace todo menos analizar.

Cuando uno escucha al líder del PAN –qué remedio, con ese rostro dramatizado, voz y rictus al punto del llanto, a derramar lágrima viva que nunca llega– que dice lastimero que su partido es opción y lleva mejor la pandemia, cosa que no el gobierno federal, uno opta por pedir al Cielo que se calle. Una cruza de datos entre estados, no deja a su partido mejor parado que a otros. Si me dice alguien que Cortés no actúa, que es así, eso se responde diciendo:  “ahhh, bueno, ha de ser eso”. hay muchos factores a medir por estado, no solo las cifras de fallecidos.

Y es interesante proyectar el Covid-19 a los partidos políticos como conformadores e gobiernos y más que la alimentación de los mexicanos –no refiriéndonos a la dieta tradicional, sino la comida chatarra, la que se descuidó regular, una que les fastidia decírselo a las grandes empresas productoras de tal– y cruzarlo con la pregunta de quién y cuál partido gobierna allí y su población fallecida, proyectando sobre sus siglas el número de muertos. Que nos importe un pepino las causas por estado.

Al 27 de agosto, la lista de fallecidos por estado de la República  deja muy mal parados a todos los partidos. A todos. Mal parado al PRI en Sonora (2595) y Guerrero (1621)  como podría suponerse estupenda su gestión antivirus en Colima (407) hasta que consideramos el tamaño de ese estado y su baja población. La capital federal registra el mayor número de muertes con la mayor población nacional (10370). Defenestremos a Morena por ello. Pese a ser un territorio pequeño la capital.

 Del PAN no se sabe si han muerto más por covid-19 en Guanajuato o por la ensangrentada ausencia de política de seguridad estatal, allí prevaleciente. El PAN sale fatal ante los  1653  muertos en la entidad por covid-19.

¿Entonces? Lo sensato y lo intelectualmente honesto sería que desde los partidos políticos se dejase de politizar el asunto y ser responsables explicando qué harán tal y como lo propongan a sus gobiernos, que sería para paliar el problema en el nivel estatal, que les compete por ley y no pueden evadirse más como lo han hecho. Ya decíamos que al contagiarse los gobernadores de Durango y Tamaulipas, ponen en entredicho tanto su repudio panista a la política federal como a lo que llegasen a plantear para sus entidades. La necedad también afea y eso ya les pasó a los panistas. A Movimiento Ciudadano no le ayuda tener a Guadalajara bajo sus siglas (Jalisco registra 2349)  pero eso no hace mejor al PRI en Hidalgo con (1544 muertos), que puede parecer muy malo hasta que aparece la panista Tamaulipas con 1752 fallecidos. Y no lo callemos: el finde del 22-24 agosto, Querétaro capital, registró calles atestadas. Uno debería exigir la renuncia del alcalde panista y del gobernador panista que no controlan siquiera la capital estatal. Querétaro bajo el PAN ya 695 suma muertos. Eso de que en los estados panistas mueren menos, es una pifia.

El binomio PAN-PRI va fatal. Al PAN sus 1321 muertos de Quintana Roo, un estado no tan poblado y al PRI que se ve perdido con Edomex con 7876, reprueban. Eso ya lo sabíamos. Del Mazo nunca está. Pero si cruzas Campeche con 743 con San Luis Potosí a 1081, resulta que el PRI de ambos estados parece más exitoso en Campeche, a juzgar por la población existente. Y en Sinaloa en cambio, pues ya ni cómo ayudarlo, pues el PRI es un desastre con sus 2794 fallecidos. Y eso hace ver al PAN fantástico con sus 407 muertos en Durango, hasta que…pues hasta que tiene un gobernador contagiado y los elevados números de muertos de Quintana Roo, decíamos ya 1367 en un estado tan poco poblado también, después de todo, que dan al traste con las cifras y las alharacas panistas. Qué el estado más grande, la panista Chihuahua, tenga 1092 fallecidos, después de todo, no es tan elogiable ni para ponerle la muestra a nadie, considerándose lo también poco poblada. Que no lo olvide nadie. Empezando por el PAN.

Sí, el cruce de cifras le calla la boca a Marko Cortés. O debería, con un poquito de ¡por favor! y de vergüenza. El PRI no cuenta porque navega de a muertito y cuando su líder abre la boca es para sugerir algo tan inteligente como que no se paguen impuestos. Y en boca de Alito y en la tele. Lo perdimos. Patéticos. Los 2133 muertos de Nuevo león podrían mal leerse en que jamás elijas a un independiente y los 957 en Morelos, a Morena en el gobierno, porque va tan poco poblado y sin embargo, registra semejante volumen de muertos. De escándalo.

Todo ello lo que sí demuestra es que al no cerrar filas las entidades federativas –el covid-19 va feliz, desde luego– y la lectura amañada de estas cifras referidas –y es lo más frecuente el hacerlo– nos advierten que hay muchas maneras más de leerlas y tan válidas como la que más. Más todas ellas solo abonan a confundir la opinión pública, que es de invitarla a que coteje cifras y acciones, anote números y registre su evolución –que añada la capacidad hospitalaria ocupada– para evitar que las jeremiqueadas de Cortés no la engatusen. Si Marko Cortés fuera actor, sería de los maletas. Sin duda alguna. Y que cargue con los 1279 muertos del panista Yucatán.

Un último dato: al 20 de agosto, la capacidad hospitalaria ocupada estaba por encima del 50% (las más altas) en Nayarit, que  sería un fracaso como entidad de coalición encabezada por el PAN, en el manejo de la pandemia con 67% de ocupación, seguida de Nuevo León con 65%, Colima con 57% y Coahuila con un 52%. Quedan mal PRI, el independiente, y PRI por partida doble otra vez. Por supuesto que no estamos valorando muchos otros factores, pero ¿eso le importa a la oposición? Sabemos que no. Así que ¡venga! a dar una cucharada de su propia medicina al tirar cifras sin más.  El primer estado panista con más ocupación hospitalaria es BCS. Un 46%. ¿Qué? así de irresponsables que no ocupen tanta cama disponible, si se trata de lanzar comentarios con ligereza. Será que ¿tanto trámite taponea el acceso rápido y libre? ¿ve? hay muchas maneras de leer una cifra. Que a nadie se le olvide. Y que nadie se adorne tanto.

Pero usted no se inmute. La encuesta de Cuadae Estrategias daba a conocer hacia el jueves 27 de agosto, como mejores gobernadores al de Sinaloa, a la de  CDMX y al de Yucatán. Con esas cifras de muertos que enlodan a PAN, PRI y Morena por igual, y justo en esas entidades, suena de locos.