Se desploma la economía mexicana

0
245
  • INEGI: 2º Trimestre – 18.7% del PIB
  • Banxico: pronóstico para el 2020 de – 12.8% del PIB
  • Inicia la era Lopez Obrador y la economía en caída libre

Conforme avanzan los tiempos, las malas noticias sobre el desempeño económico en México se van sumando de manera acelerada, mostrando cada vez un rostro más descarnado y facetas dolorosas del rumbo por el cual nos conduce la administración del presidente Andres Manuel Lopez Obrador, donde día a día usa distractores electorales, acusaciones a diestra y siniestra y polarizaciones, para evitar mencionar la trágica situación económica que enfrentamos actualmente y que vienen desde el 2019, antes de la pandemia.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que, en el segundo trimestre de 2020, el Producto Interno Bruto (PIB) de México cayó a -18.7% con respecto al mismo periodo de 2019, ligeramente por debajo de la cifra preliminar dada a conocer el mes pasado, de -18.9%; esta es la caída anual de la economía es la más alta desde que se tiene registro en la serie actual, es decir de 1981, los tiempos del presidente López Portillo.

Con base en cifras sin ningún ajuste estacional (originales), la caída anual del PIB se debió a un retroceso de:

  • 7% en las actividades secundarias (minería, construcción, manufacturas, etc.)
  • 2% en las terciarias (comercio y servicios)
  • 5% en las actividades primarias (agricultura, pesca, entre otras).

Con base en una perspectiva trimestral y con datos ajustados por estacionalidad, el PIB disminuyó 17.1% en términos reales en el trimestre abril-junio de 2020 respecto al trimestre previo; con ello se sumaron cinco trimestres de caídas continuas, donde el PIB ha sido negativo, de la siguiente manera (1):

  • Actividades secundarias -23.4%
  • Terciarias -15.1%
  • Primarias -2%

La cifra representa la peor caída en la historia para una economía mexicana impactada por la pandemia de COVID-19, cuyas afectaciones fueron muy considerables en abril y mayo, los dos meses completos de paro de actividades no esenciales y generalización de las medidas de confinamiento en el país; la caída más cercana al dato de este miércoles ocurrió en el segundo trimestre de 1995, cuando en el marco de la crisis de ese año la economía se desplomó 8.6%.

La contracción del PIB en el segundo trimestre de este año superó también los registros de 2009, año en el que México sufrió los efectos de la crisis mundial y de otra pandemia: la de la influenza AH1N1; en esa época, la caída más grande a tasa anual fue la del periodo que corrió de abril a junio de 2009, cuando la economía bajó 7.7%.

Esta estrepitosa caída es además la quinta contracción trimestral consecutiva a tasa anual, que, de conformidad con el INEGI, en los trimestres anteriores el PIB cayó 0.02%, 0.45%, 0.78% y 2.2%, respectivamente; es decir que durante la administración del presidente Andres Manuel Lopez Obrador, la economía tuvo un mini crecimiento durante el periodo enero-marzo de 2019, con un 0.07% a tasa anual.

Lo anterior, dicho con otras palabras, el mandatario recibió en diciembre del 2018 una economía creciendo con un PIB de 2.5% y en diciembre del 2019, prácticamente no tuvimos crecimiento, por las erráticas decisiones en política económica, presupuestal y financiaras, donde la polarización con el sector empresarial, hizo que se perdiera la confianza en el Estado de Derecho y no hubo inversiones significativas, ni nacionales ni extranjeras.

De esta manera y con base a los datos revisados para el primer semestre de 2020, el INEGI pronostica una caída acumulada del PIB de –10.1%, la más pronunciada en cerca de un siglo.

Primera aproximación del INEGI

 

Con cifras revisadas y actualizadas (2)

Durante el segundo trimestre de este 2020, miles de pequeños negocios familiares y empresas tuvieron que detener sus actividades por la Jornada Nacional de Sana Distancia, que estuvo vigente del 23 de marzo al 30 de mayo, estableció que sólo aquellas actividades consideradas como esenciales, tales como venta de alimentos a domicilio, supermercados, trabajos del sector salud, seguridad, entre muchos otros, podían mantenerse operando.

Al finalizar esta etapa, el Ejecutivo Federal informó que, a partir del 1 de junio, México entraría en la denominada fase de “nueva normalidad”, bajo la cual cada estado podría reiniciar ciertas actividades de acuerdo con el estado del semáforo de riesgo por COVID-19, de esta manera, la construcción, la minería y la fabricación de equipos de transporte pasaron a ser consideradas como actividades esenciales, permitiendo su regreso operativo.

Este frenon de la economía por este lapso de tiempo, ha traído una pérdida muy importante de empleos

tanto en el sector formal como informal, en el caso de los trabajos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los efectos del COVID-19 fueron responsables de que se perdieran un millón 113 mil 677 empleos formales en el primer semestre de este año.

En el caso de los empleos públicos y los del sector informal, la pérdida de plazas laborales se dispara, según Jonathan Heath, subgobernador del Banxico, comentó que desde inicios de este mes el número de empleos perdidos en abril y mayo era más de 12 millones; por lo que, con base a los datos del INEGI y el IMSS, el Banco de México elaboró una tabla en la que se detalló que en esos meses se perdieron:

  • 72 millones de empleos formales
  • 46 millones de puestos informales.

Todos estos datos, de una fuerte contracción del PIB del 2º trimestre de –18.7% y el pronóstico anualizado para el 2020 del PIB de –10.1%, así como la pérdida de empleos y/o ingresos de 12.18 millones de trabajadores, muestran que la recuperación de la economía será muy lenta y a largo plazo; ya que estas son cifras sin precedentes históricos, que muestran la profundidad de la caída.

 

BM: pronóstico para el 2020 de –12.8% del PIB

El Banco de México (Banxico) en el Informe del Segundo Trimestre, reportó que la economía mexicana tendrá una contracción en el PIB de entre -8.8% y -12.8% en este 2020; planteando en un contexto de altos niveles de incertidumbre, tres escenarios, que consideran el tipo de recuperación:

1.- Escenario optimista. – Con recuperación en forma de V, donde la economía cae en – 8.8%

2.- Escenario institucional. – Con una recuperación a manera de V profunda, donde la economía baja en -11.3%

3.- Escenario Pesimista. – Con una recuperación en forma de U profunda, donde la economía tiene un desplome del –12.8%

En relación a los escenarios, en el caso de sostenerse la recuperación observada en junio para dar paso a una «recuperación gradual», la caída del PIB llegaría hasta a -8,8%, pero si el ritmo de reactivación es más lento en el tercer trimestre, la contracción podría avanzar hasta -11,3%.

Sin embargo, la tercera y más grave perspectiva, es «una posible intensificación de la pandemia o (el) resurgimiento de mayores brotes a nivel mundial, además de afectaciones más persistentes en la demanda y en la oferta» que llevarían la caída hasta 12,8%, explica el informe.

En cualquier caso, el país verá una contracción de niveles no registrados desde 1932, cuando bajó más de 14%, de acuerdo con el documento Series estadísticas de la economía mexicana en el siglo XX de la Facultad de Economía de la UNAM.

En la presentación de su Informe Trimestral correspondiente al periodo abril-junio de 2020, Banxico dijo que el país continúa enfrentando un entorno complejo, donde los choques derivados de la pandemia han impactado a la actividad económica, la inflación y las condiciones financieras del país, con efectos en diferentes horizontes; en condiciones más severas, porque el Ejecutivo Federal no destinó recursos fiscales para amortiguar los efectos negativos de esta crisis. 

En este mismo sentido del Banco de México, Moody’s prevé caída de 10% del PIB de México para 2020, donde ya que desde mediados de abril la recortó la calificación crediticia de México a «Baa1», había estimado en mayo que el PIB caería un -7.0% afectado por la pandemia del coronavirus; ahora prevé una contracción para la economía mexicana de –10.0% del PIB.

La firma calificadora, considera que la economía de México se contrajo un histórico de -17.3% en el segundo trimestre de 2020 y las previsiones no son alentadoras, pues el consenso de analistas consultados en una encuesta mensual del banco central espera una caída de un -9.9% este año.

Por todo lo anteriormente expuesto tenemos que los pronósticos de la perspectiva económica de México para el 2020, son de dos dígitos, como:

  • INEGI considera un PIB de –10.1%
  • Banco de México un PIB de –12.8%
  • Moody´s un PIB de -10%

 

Recuperación hasta 2025: coinciden en señalar analistas

Ernesto O’Farrill, presidente de Bursamétrica, comentó que la falta del Estado de Derecho, que ha alejado las inversiones del sector privado y la falta de apoyos fiscales por parte del gobierno federal, así como los efectos de la pandemia, han provocado una caída tan pronunciada en la economía de este año, donde asevera que sería en 2025 cuando se verían los niveles del PIB vistos antes del coronavirus.

En este mismo sentido, Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credit Suisse, señaló que sería hasta 2025 cuando la economía mexicana recupere su nivel visto en 2018, luego de que el Banco de México presentara estos tres nuevos escenarios; donde el más pesimista nos remonta a una caída del PIB de 1932, como efectos de la Gran Depresión.

Asimismo, Joel Virgen, economista en jefe para México de BNP Paribas, señaló que no sería hasta 2024 cuando la economía regresaría a su nivel previo al choque de COVID-19, siempre y cuando, no se alargue por mucho tiempo la pandemia y el país no pierda su calificación ciudadana y la situación de Pemex no continúe deteriorándose.

Finalmente, Jesús Garza, profesor emérito de Egade Business School, coincidió con los analistas del sector privado puesto que dijo que la inversión fija bruta ha caído, lo que limita la capacidad productiva del país y la cual es clave para la recuperación, así como una pérdida de empleo formal e informal y destrucción de la planta productiva. Hay demasiados elementos de incertidumbre.

 

Inicia la era Lopez Obrador y la economía en caída libre

Dias después de que el político tabasqueño ganara las elecciones presidenciales y que inicio el periodo de transición para el relevo de poderes, el entonces mandatario Enrique Peña Nieto de facto le cedió el poder presidencial y su primera decisión en materia económica fue la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, convirtiéndose en el emblema que AMLO no respeta el Estado de Derecho, con ello inicia una destrucción de la riqueza nacional y el alejamiento de la inversión privada, así como una creciente desconfianza.

Hecho que se refleja en la caída del PIB en el 4º trimestre del 2018 en cerca del 60% en relación al inmediato interior, iniciándose el signo populista de Lopez Obrador de privilegiar su ideología y simbolismos, frente al respeto del derecho/legalidad/justicia y pragmatismo que debe implicar la presidencia del país; lo que representa la caída de la economía, por decisiones erráticas, pérdida de confianza de los inversionistas.

En esta gráfica observamos que desde que inició la administración del presidente Lopez Obrador, el fracaso de sus políticas económicas es notorio, ya que, durante 2019, no tuvimos crecimiento, el PIB de ese año fue de 0.1% y una contracción del PIB de –2.2% en el 1er trimestre del 2020; es decir previo a la pandemia del Covid-19, esta es responsabilidad del titular del ejecutivo federal, de sus estrategias equivocadas, políticas erráticas y su decisión de hacerle la guerra a los empresarios.

Quisiera reiterar por su importancia, que el presidente López Obrador desde que tomó posesión del poder >días después de su triunfo electoral< ha destruido la riqueza del país, por decisiones políticas equivocadas, guiadas por simbolismos y posiciones ideológicas del siglo pasado, impulsando un entorno de polarización, generando incertidumbre jurídica y falta de confianza; desde tiempos antes de que llegara la pandemia y su decisión unipersonal de no enfrentarla, está causando que la economía mexicana caiga en una profundo abismo, donde tardaremos mucho en salir.

Los efectos de la política presidencial y de la pandemia, han llevado a un desplome de la economía sin precedente histórico, donde el 2º trimestre de este año cayó en –18.7% >que nos remonta a las épocas de Lopez Portillo en 1981< y los pronósticos del desempeño económico para el 2020 de –12.8% del PIB; caída que no se había registrado desde hace casi un siglo. Es dramática la situación de los mexicanos.

También los expertos y analistas, estiman que no habrá recuperación hasta el 2025.

Esta situación económica tan grave y crítica para todos los mexicanos que hemos detallado y analizado, es lo que el presidente Lopez Obrador trata cotidianamente de evadir, a través del monopolio de la comunicación que ejerce, con distractores electorales como es el caso Lozoya, con base en filtraciones de la denuncia de hechos y videos, para realizar un juicio mediático, corrompiendo el proceso judicial; de facto el mandatario se ha convertido en el Fiscal.

Acerca del autor:Analista político con 163 días en aislamiento, Coordinador de Proyectos Políticos de la revista Indicador Político.

rabascal51@hotmail.com

@rafabascal

Notas:

  1. En el segundo trimestre del año actual frente al trimestre previo.
  2. Con datos del INEGI y gráfica elaborada por El Financiero