Conago: Alianza Federalista analiza salir y pugnas por pacto fiscal

0
156

• La realidad es que vimos un acto protocolario más, lo que nos dijeron es que el país va muy bien y no responde a lo que estamos viviendo», señaló el gobernador de Jalisco
• El presidente aseguró que ofreció opciones para el incremento de las participaciones federales a los estados, pero aseguró que no se contratará deuda para darles más recursos

Los gobernadores de las 10 entidades que integran la Alianza Federalista informaron que analizan abandonar la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), informó el mandatario estatal de Jalisco, Enrique Alfaro, luego de la reunión con el presidente Andrés Manuel López d eeste jueves en la ciudad de San Luis Potosí.

Alfaro Ramírez dijo que “el presidente no resolvió ninguno de los temas que se plantearon y añadió que la reunión fue un evento protocolario más”. Y agregó: “Hacer eso y no hacer nada es lo mismo, no se puede plantear que los problemas del pacto fiscal se resolverán con mesa técnica para ver si hay posibilidad de evaluar, de analizar, una convención nacional hacendaria”, comentó.

«Fue sin duda una reunión esperada en la que habíamos puesto esperanzas. La realidad es que vimos un acto protocolario más, lo que nos dijeron es que el país va muy bien y no responde a lo que estamos viviendo», añadió.

El gobernador de Jalisco aseguró que la Conago no es el instrumento adecuado para el diálogo con el presidente, por lo que informó que los estados integrantes de la llamada Alianza Federalista analizarán su permanencia en la conferencia durante su próxima reunión en Chihuahua.

“Lo de ayer, en lo que se ha convertido la Conago, ya participar en ese formato de reuniones no es relevante, puedo ayudar más a Jalisco y a mi país que estar asistiendo de estos eventos”, lamentó.
“lo decidiré después de platicar con mis colegas en Chihuahua. Habemos varios gobernadores que creemos que ese tipo de ejercicios no tienen sentido”.

Además, agregó que este jueves no se realizó la reunión semanal entre gobernadores y autoridades federales para debatir el semáforo de alerta sanitaria por el Covid-19, aunque reiteró en su estado ya no se hace caso.

“Quedamos todos en espera a ver qué sigue, vamos a estar atentos y el hecho de que se agote ese espacio no quiere decir que se agote el diálogo, el diálogo no se puede agotar”, sostuvo.

AMLO ofrece diálogo, pero no deuda
Por su parte, el presidente López Obrador aseguró que ofreció a los gobernadores opciones para el incremento de las participaciones federales a los estados, pero les dejó claro que no se contratará deuda para darles más recursos. Y aseguró que “si logran ponerse de acuerdo para modificar la fórmula de distribución no se opone».

Desde Aguascalientes, resaltó que en la reunión con la Conago les planteó que “con los márgenes que se tiene en la ley vigente, se pueda procurar que haya un trabajo conjunto de coordinación y que se complemente inversión estatal con inversión federal; que se haga más con menos. Esto también implica no permitir la corrupción, pero sí que haya austeridad”, afirmó.

También, que determinen si se modifique la fórmula de distribución de las participaciones federales para darle más a los estados que tienen más pobreza, o más población o en función del crecimiento económico, “lo que no es fácil de lograr, porque nadie va a querer que le quiten”, advirtió, finalmente planteó “pero no veo que sea una alternativa, es que la federación les entregue más, pero resulta que no tiene recursos suficientes”.

Recordó que hay cuatro grandes partidas del presupuesto nacional, tres de las cuales se han incrementado anualmente: el pago de intereses de la deuda pública, el aumento en el pago de las pensiones de los trabajadores y la entrega, por ley, de las participaciones federales, así como el dinero que destina el gobierno para “atender las necesidades de la gente”, que en los últimos diez años, sostuvo, “ha ido hacia la baja”.

Y sostuvo: “Entonces si del presupuesto se destina más a los gobiernos estatales la federación no tendría para financiar el desarrollo, no tendríamos para entregar las pensiones a los adultos mayores, por lo que amerita una reflexión con datos y un diálogo permanente”.

Finalmente resaltó el compromiso con gobernadores fue continuar el diálogo con las Secretarías de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y de Hacienda, Arturo Herrera, “para ver a qué acuerdo se llega”.

Coparmex respalda propuesta para modificar pacto fiscal
Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) coincidió con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) sobre la necesidad de organizar una “verdadera” Convención Nacional Hacendaria para fortalecer el Pacto Fiscal.

Lamentó que durante la 59 Reunión Plenaria de gobernadores no se haya logrado consenso para un acuerdo nacional para que el país salga adelante de las crisis laboral, económica y de salud, derivadas de la pandemia, aunque en la reunión se trató sobre la necesidad de realizar una Convención Nacional Hacendaria, puesto que el gasto federalizado disminuyó en términos reales, en 0.1%, y la inversión pública se encuentra en niveles históricamente bajos, con 2.4% del Producto Interno Bruto (PIB).

“La Convención debe poner fin al centralismo fiscal con el urgente involucramiento de los municipios y entidades federativas, para formar parte de una verdadera distribución de los ingresos tributarios, lo que significa actualizar el anticuado Sistema de Coordinación Fiscal”, señaló el organismo patronal.

Dijo que existen varias rutas para renovar el Pacto Fiscal como cambiar la fórmula de distribución de los fondos participables que contempla la Ley de Coordinación Fiscal y que se remonta a 1978. Mientras que en la actualidad el Fondo General de Participaciones, que se destina a estados y municipios, se constituye con el 20% de la recaudación federal participable.

“Es necesario transitar hacia una mayor distribución de los recursos a los estados y municipios. “Una distribución adecuada sería del 30%, con una transición gradual para evitar una desestabilización de las finanzas públicas”, apuntó.

Una segunda ruta es modificar la forma de distribución de la bolsa del Fondo General Participable, para premiar e incentivar la transparencia, el esfuerzo y eficiencia recaudatoria, y el saneamiento de las finanzas públicas. Finalmente, implementar mejores mecanismos para la fiscalización de los recursos subnacionales.