Paridad en los Institutos Políticos, el Partido del Trabajo y su política de género

0
183

Laura Liliam García López

Política de género si hace la diferencia, significa redistribuir la democratización política de forma paritaria, hacer políticas públicas con perspectiva de género significa favorecer la organización y participación de las mujeres en la política, la estrategia feminista ocupa hoy un lugar firme en los Institutos Políticos, la igualdad entre los géneros debe llevarse a cabo bajo los preceptos de los marcos jurídicos de vanguardia y la continua institucionalización de la política de género. La paridad de género y los derechos políticos de las mujeres consolidaran la democracia paritaria para lograr una participación equilibrada en el próximo proceso electoral 2020-2021.

La democracia de género se logra con el impulso de una política de género, en la cultura política hay nuevos desafíos para que los partidos políticos garanticen la paridad de género al interior de sus estructuras, las políticas de igualdad de género hoy llevan a los partidos a promover la paridad y al empoderamiento femenino dentro de su organización interna.  La política nacional en materia de igualdad entre mujeres y hombres es parte fundamental de los objetivos y prioridades nacionales establecido en el Plan Nacional de Desarrollo y el Proigualdad para lograr la transversalización de la perspectiva de género en la política.

La Reforma Constitucional Paritaria legitima la paridad del 50% de participación política de las mujeres en los 3 poderes y 3 órdenes de gobierno, así como en los organismos constitucionales autónomos lo que mandata la paridad de género al  interior de los Institutos Políticos. La Sala Superior del Tribunal Electoral  resolvió en febrero 2020, la sentencia en el caso SUP-JDC-1862/2019 para que el PRI designara de forma proporcional y paritaria el número de delegadas en el partido, lo que dio un giro favorable para garantizar la paridad de género en el ámbito electoral, ya que a partir de esta resolución judicial se garantiza la igualdad sustantiva partidaria.

La última reforma en abril de 2020 a la Ley General de Partidos Políticos, contempla el principio de paridadcada partido político determinará y hará públicos los criterios para garantizar la paridad de género y garantizar la equidad y procurar la paridad de los géneros en los órganos de sus institutos políticos”, por lo que es urgente lograr la armonización legislativa estatal para garantizar la paridad y la participación política de las mujeres en el próximo proceso electoral 2021. El Índice Nacional de Paridad Política con el apoyo de los observatorios locales de participación política de las mujeres permiten información cuantitativa y cualitativa de informes sobre la paridad política de las mujeres en México, que indican en su último informe el rezago en los partidos políticos estatales de considerar la paridad partidaria dentro de los órganos directivos de los institutos políticos.

Los Partidos políticos en su plataforma electoral, tiene que garantizar sus ofertas y compromisos en materia de paridad de género en el próximo proceso electoral, los partidos políticos deben de ser feministas. Las políticas de género constituyen un estímulo importante para la modernización y democratización de los partidos políticos, es imposible pensar en políticas de género efectivas sin la participación de las mujeres, la representación política de las mujeres está incorporado en la legislación vigente en materia de paridad, la Reforma Constitucional Paritaria y la Reforma Integral de violencia política contra las mujeres redefine nuevos tratamientos para las desigualdades y la violencia contra la mujer en la política.

La igualdad de género, el feminismo y la paridad son tópicos para  incorporarse a la vida partidista, se tienen que fortalecer mecanismos institucionales para implementar políticas con perspectiva de género, realizar compromisos en relación a la igualdad de género, establecer programas de participación de liderazgo de las mujeres en los distintos niveles del quehacer político, desarrollar relaciones de género al interior de los partidos políticos, generar efectos positivos para crear candidatas competitivas y ganadoras en el próximo proceso electoral 2020-2021.

La paridad de género, representa un desafío para los Institutos Políticos, desde el 2015 ONU Mujeres dentro de los objetivos de la Agenda 2030 ha hecho el planteamiento de consolidar con los Estados miembros la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el ámbito político como una medida para alcanzar la paridad en las instituciones política. La democracia paritaria dentro de los órganos de los institutos políticos es el camino hacia la igualdad política. En 2017 ONU Mujeres, el Instituto Nacional Electoral y 9 partidos políticos nacionales, suscribieron 5 compromisos dentro de la campaña #HeForShe, que se renuevan cada año, para garantizar a las mujeres igualdad, paridad y libres de violencia, en los que destacan:

  1. Garantizar que las plataformas de los partidos políticos en los procesos electorales promuevan los derechos humanos de las mujeres reconocidos en los tratados internacionales.
  2. Capacitar a todas las candidatas y candidatos en materia de género, igualdad sustantiva entre hombres y mujeres, y no discriminación.
  3. Garantizar la paridad de género en la integración de sus órganos directivos partidistas.

El proceso comicial 2020-2021, es el proceso electoral más importante de México y más vigilado en la esfera internacional, se decidirá la conformación de la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, 30 congresos locales, y 2 mil municipios, bajo el principio constitucional de paridad y la alternancia de 50% de candidatas mujeres, la complejidad técnica para garantizar la paridad de género es el reto que tendrá el INE y los Institutos Políticos, por lo que tendrá que aplicar acciones afirmativas para lograr la paridad trasversal.  El proceso electoral es competencia del INE, los partidos políticos y el Tribunal Electoral, y es su obligación aplicar los lineamientos de paridad para cerrar la brecha de género que permita a las mujeres participar en igualdad de condiciones.

El Partido del Trabajo, se consolida como una la tercera fuerza política que equilibra la balanza en la democracia representativa en México, un partido político de izquierda que cumple con la paridad de género en sus órganos de dirección desde la elección de 2018, constituyo un partido paritario a nivel nacional, en donde están integrados de forma paritaria más de 700 delegados nacionales de todo el país y se integró a los órganos de dirección colegiada de acuerdo al principio de paridad. El PT le apuesta a la paridad, desde su organización política, los operados políticos son clave de los sistemas democráticos paritarios.

El PT en Puebla también es paritario, en días pasados se llevó a cabo el Congreso Estatal Ordinario, donde los delegados tomaron protesta de acuerdo al principio de paridad de género, es el primer partido en el estado en organizar su estructura interna en órganos de dirección y delegados estatales y municipales de forma paritaria, los estatutos del partido político del PT, han sido modificados para integrar la paridad en sus lineamientos y garantizar a las mujeres la igualdad sustantiva partidaria y en reconocer la violencia política de género.

Los partidos políticos deben garantizar para su desempeño políticas públicas de género en la democracia interna del partido, políticas partidistas para la inclusión de las mujeres en los órganos y direcciones de los institutos políticos. Los partidos de izquierda generalmente se asocian con los discursos a favor de la igualdad y la promoción de los derechos de las mujeres, un sector importante del movimiento de mujeres, cuando se ha decidido a participar en la política institucional, se ha vinculado a partidos de izquierda, los líderes de los partidos de izquierda han favorecido la incorporación de mujeres como candidatas de su partido. Sin embargo, estamos en el momento histórico para que el sistema de partidos y la paridad se homologuen y la ideología de los partidos y su organización sea 50% feminista en el próximo proceso electoral 2021, y el partido del trabajo PT es una opción viable para las mujeres.