¿Cómo salir de hoyo de -10%?

0
279

Al comenzar el mes de agosto se circularon las cifras de crecimiento económico en el segundo trimestre del año y la cifra más posible para todo el año sería de -9% a -12%. El dato no debe asustar: es producto de la suspensión de actividades productivas para frenar la cadena de contagios del coronavirus. Las cifras mundiales hablan de un desplome de -6%, algo no visto desde el crack de la bolsa de Nueva York al final de los años veinte.

Ahora el problema es mayor: no explicar por qué caímos en el hoyo recesivo, sino cómo vamos a salir. Cuando las economías caen tan abajo, al tocar piso registran un rebote natural. Pero el problema es el largo plazo. Y ahí las expectativas de analistas económicos recogidas a finales de julio por el Banco de México dieron una mala noticia: el PIB promedio anual esperado en los próximos diez años, de 2021 a 2030, es de 2%. Es decir, regresar a la cifra del periodo neoliberal y no a la del periodo del milagro económico de 1934-182 de 6%.

La danza de las cifras no debe servir sólo para asustar pasiones o temores, sino para analizar expectativas. El neoliberalismo, el Tratado de Comercio Libre y el posneoliberalismo no sacarán a México de la crisis por la sencilla razón de que ha seguido el mismo obsoleto modelo de desarrollo y la ineficiente planta productiva. Se modernizaron los instrumentos de comercio, pero no la capacidad de producción. México se atrasó en competitividad, innovación y tecnología.

La lucha por los mercados está exigiendo modernas formas de producción. México ha firmado decenas de acuerdos comerciales, pero ha asistido a la exportación con las mismas formas deficientes de producción. Países menos desarrollados como Vietnam y Nicaragua nos han rebasado en ciertos productos.

Sin un nuevo modelo de desarrollo ni una nueva política industrial-comercial-tecnológica, México seguirá perdiendo presencia en los mercados y estancando en su PIB.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh